martes, 22 de diciembre de 2009

¿Quien es papa Noel el resto del año?????




Se viene navidad.
La época de los milagros y la nieve. No hay por acá mucha nieve pero parece que la navidad tiene nieve. Yo por lo pronto la espero con ojotas eh? Sin ofensas. Si llego a ver nieve esta navidad prometo abandonar los estupefacientes.
Papá Noel es un tipo para desconfiar desde el vamos. Primero: Tiene demasiado seudónimos. Papá Noel, Santa Claus, San Nicolás, El viejito Pascuero. Yo...no le firmo nada...
Esta es la época en que hay que ver películas de papá Noel por Hallmark. Hay que bancarse toda la familia del gordo, porque parece que hay laburo para todos:
“El hijo de Santa Claus”, “El hermano de Santa Claus”, “La esposa de santa Claus” Lo termino odiando. Cuando termina la navidad ya para mí Santa Claus es un gordo forro.
Y lo es eh? Lo es. Se metió en la Navidad! Mira un pesebre… ¿está el gordo? No está el gordo!
Después entendí: Al gordo, lo banca Coca Cola.! Sabes lo que es el gordo…138 kilos envuelto en un traje de polar con corderito, en diciembre, en buenos aires, 38 grados a la noche y que llegue a una casa y le ofrezcan TURRÓN, que tiene mas calorías que un calefón???? Una vez vino. No vino más. A Brasil ni va.
Es un estafador el gordo. Todos los años rifan el gordo de navidad y el gordo no aparece.
Y como anda con guita, se cree que puede venir a copar el mercado ¿Y los reyes? ¿Y los reyes que, loco?
Esos si están en el pesebre! Estaban el 25 de diciembre, pero, claro, como son una pyme de mierda, los pasaron para el 6 de enero… así se trata al laburante.
Vieron que no inventamos nada con eso de correr los feriados? Ya lo hizo el Vaticano hace dos mil años.
Pero los reyes si estuvieron eh? Les salió para el carajo pero estuvieron. Llevaron, oro, incienso y mirra. Oro ya sabemos lo que es, es un periodista de radio diez. Y esta claro…Melchor llevaba el incienso, Gaspar llevaba la mirra y el negro Oro. Fíjate vos…le llevaron de regalo, un periodista de radio diez! Sabes lo que es eso?? A la mañana te canta…! Y eso por colgados, por fumones, por jaloperitos, porque seguro a mitad de camino dijeron, “dale Melchor, prendete un incienso daleeeeee” Llegaron colocaditos, endrogados, esta claro, vieron luz y entraron. Vos sabes el cagazo de esa pobre madre primeriza cuando abre la puerta, ve tres tipos de turbante y al negro Oro. Pensó que era un secuestro Express. Pero nono, parece que no, parece que venían todo paz y amor. Oro incienso y mirra… que carajo es la mirra??? Nadie sabe. YO SE, porque soy argentino… la traducción esta mal hecha. No es mirra, es birra. Punto. Develado el misterio. Los regalos fueron: incienso, birra y un periodista de radio diez. Ta clarito.
Imaginate el papelón, encima la birra queda corta porque el negro oro chupa como un hijo de puta.
Lógico, después de eso, los sacaron de la foto, los pasaron al 6 de enero.
Y ahí es donde entra el gordo.
Y tiene peores el gordo eh? Los reyes los habrán visto vestidos de mil maneras, el gordo no. El gordo es como los thundercats, no se cambia nunca la ropa. Vieron que hay un reno con la nariz roja? Es alergia por el olor a cocodrilo en descomposición que tiene el gordo.

Y además se chupa el reno ese.

Se va de copas con el negro oro.

No comparto mucho de algunas religiones pero respeto a quien tiene ganas de creer lo que quiera creer. Los regalos son algo lindo. Pero que no se vuelva lo UNICO importante eh?
Regalo es pasarla con quien mas se quiere. Con laburo y con salud. Las fiestas están buenas para eso, si es que esa excusa nos gusta.

De lo demás... de todo lo demás...
Las guirnaldas, el bazar con borlas de colores, el maniquí navideño y demás asuntos me gustan, me hace acordar que llega esta época del año que de verdad está buena. Pero conmigo pierden plata, debo decir. Miro mucha vidriera de navidad. Pero no te consumo ni un pan dulce.
El espíritu de la navidad nos invade? Si es que hay tal cosa, bienvenido sea.

El consumo de la navidad?

No, gracias...recién tiré

Feliz Navidad



Pablo Picotto.


FOTO: Papá Noel nos devela quien es el resto del año y por que su traje es rojo a pesar de haberse vendido a las corporaciones. En esta imagen, en exclusivo para este blog, nos regala a todos los argentinos una clasica seña peronista. Pero que copado che.

miércoles, 2 de diciembre de 2009




Tarrrrdo en publicar. Taaarrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrdo en publicar...

Y es porque a esta época del año estoy reventado de cansancio pero con mas cosas que nunca, como seguramente le pasará a usted, que lee del otro lado. No se puede mas de laburo, no se puede mas de calor, no se puede mas de alergia, no se puede mas de no se cuantas cosas. Sin embargo, a pesar del cansancio, las cosas van bien. Y mejorando. Tomá.

Claro, ahora viene la parte en la que digo esto en tono de Jorge Rossi:

“Disculpen amigos, si en medio del trajín diario, no llego a contestar todos los mensajes ni a leer todo lo maravilloso que Internet me provee día a día. Se que están elaborando verdaderas joyas de la literatura, tal como yo lo hago cada día, para alimentarnos con la belleza total de nuestras palabras. Pronto volveré con mas magia en las frases y en el corazón”

Besitiiiiiss...

Puaj :)



Ahora viene la parte en que miro mi contador y veo que nadie visita este lugar! Y desespero! Y me siento impopular, me falta el aire, siento que nadie en el mundo ya me quiere, me embebo en la locura y me siento sometido al régimen loco-blogger de visitar-te visito.
Pero no tengo tiempo, así que el sometimiento me dura unos... 7 segundos.


Todos los años lo mismo. En diciembre todos a full, en enero de vacaciones, en febrero también, en marzo puede ser, pero ojo que arrancan las clases y recién después vemos.

Así que bueno, a los sorprendidos porque esto pase en este y en muchos blogs, no se hagan problema. Lo mejor esta por venir. Tranqui, ya vino facebook, twitter, flickr, blogger, fotolog, linkedin, sonico, hi5, tagged y tantas otras cosas mas.

Y además, viene el 2010 con un montón de cosas de verdad importantes para hacer.
Que vengan

Y agarrate Catalina, que vamos a cabalgar


Salutaciones

domingo, 22 de noviembre de 2009

Interpretar




Yo soy solo un intérprete.
Que no puede ostentar más autoría que la de si mismo. Y que a veces hasta flaquea en eso. Los manantiales de sonrisas y las bocas que florecen dejaron ya la inocencia guardada en el pasado. Convertida en luz, anagrama, desperdicio, aprendizaje. Guitarras y poemas suenan en las veredas nuevas del camino. Risas que no se agotan nunca. Modismos que se repiten. Sonidos que alimentan la claridad de las imágenes en un soplido. Todo vuelve en mil caras ajenas y mil propias. Todos los yo se arriman a mirar. Todo cambia sus imágenes con el tiempo y sus sonidos también.
Y sin embargo renace de a camadas la rabia, el amor, los deseos encontrados, las tensiones, el sexo, la vida, el llanto, la amistad, la espera, los abrazos.
Todas esas cosas han estado acá antes que lleguemos y seguirán estando. No conocemos su forma pura, solo vemos el perfil que se nos presenta.
Porque no somos el todo de cada sensación, ni siquiera una parte. Somos los que forman un espejo que refleja cada una de esas cosas.
Intérpretes. Del punto de vista que se deja ver de todas las cosas, desde este lugar.
Algunos, gustamos mucho de interpretar las cosas. Tal es así que interpretamos además de a nosotros mismos, a todas las demás cosas que se nos presenten. Porque interpretar lo que nos pasa ya no nos es suficiente. Queremos interpretar mas cosas aun. Por eso es muy bueno ser actor. Para interpretar un yo; el personal. Y tantos otros yoes como se pueda.
Porque, la verdad, interpretar el mundo es interesante.
Interpretar muchos mundos, es fabuloso.


Foto: Dani Niborski

jueves, 22 de octubre de 2009

Particularidades




Bicho raro el ser humano.
Sabe que va a morir.
Ya, a partir de eso,
raro va a ser todo lo que tenga que ver con ese bicho.
Llora el ser humano. Usa ropa y zapatos
Actúa como un Virus
Consume, se retira, consume otra vez en otra parte
Se retira otra vez
Divide la existencia en vida o muerte
Porque esta acotado entre esas dos paredes.
Asi sabe del principio y del final
Y no sabe de otro principio
Y no sabe de otro final
Acotadísimo rincón de razones
el que queda dentro de esas paredes minúsculas.
Cada uno de ellos es tiempo y espacio por si mismo.
En tiempos del universo, duran nada
En espacios del universo no son nada
Nacen, viven y mueren constantemente uno detrás de otro
Y de a miles de millones a la vez
Inventando dioses y mitos
Dioses pequeños que van apenas
de la vida a la muerte de ellos mismos
Y que ellos mismos creen enormes.
Sospechan los humanos en sus dioses
La inmensidad de algo que no comprenden
Se mantienen constantemente en estado beligerante
Colonias mas poderosas someten a otras
Que a su vez al rato caen y son reemplazadas por nuevas
Y así constantemente.
Bicho común y corriente el humano
A no ser por algunas particularidades.
En ese espacio breve entre la vida y la muerte

Entiende la metáfora
Imagina mundos posibles y crea
Ama
a su casal, a su cría, a su clan.

Se asombra.

Inventa la belleza.

domingo, 27 de septiembre de 2009

TESTIMONIOS V




Zunilda Marnota era la más renombrada espiritista del pueblo de Recontralejo.
Allí se armaban largas filas de devotos frente a su casa y procesiones desde todo el país trayendo gallinas y chorizos en ofrenda a la mai de los espíritus.
La gente esperaba con sus consultas que Zunilda le pregunte a los espíritus por la providencia. Por los seres queridos y por si en aquel pequeño pueblo va a llover por fin y se terminará la sequía que los aqueja.
Un día, después de atender a sus pacientes, se encontraba la mai en un descanso de sus tareas esotéricas. Sentada en el patio sobre su banquito, tomaba unos verdes y miraba el gallinero, es decir, se tomaba un rato al pedo.
De pronto, un extraño ser apareció como de la nada en su patio. Envuelto en una capa negra la miró fijamente y empezó a hacer una extraña contorsión con su rostro, dobló la boca, movió los labios, cerró fuerte los ojos y los abrió, grandes y lacrimógenos. Hizo un gesto de enorme asco y escupió algo amarillento.
Luego la miró, agitado y le dijo:
“Perdón, venia masticando quinotos, no se para que afano estas porquerías si no me gustan”
Luego de bajar la acidez con unos mates le dijo.
“Hola soy el espíritu del mal, vengo a llevarte conmigo, tu perturbas la paz de los espíritus y debes pagar”

Zunilda, hábil guerrera de lo oculto lo miró fijo y le dijo: “Mire, plata no hay…si quiere le puedo dar unas gallinas”
El oscuro ser se levantó y gritó furioso. Una repentina ráfaga de viento surcó el patio, se nubló el cielo y se oyeron truenos ensordecedores.
La tierra empezó a rajarse, los árboles se movían de un lado a otro, la risa macabra del mal retumbaba en el gallinero.
Nuestra amiga corrió desesperada hasta su casa y agarró sus amuletos…se dio cuenta que de pronto la cosa se había puesto jodida con el mas allá.
Salió envuelta en ristras de ajo y cadenita y encaró al espíritu diciéndole, “Si me vas a cagar el curro me vas a tener que matar!!”
Ahí nomás encaró hacia el limonero y sacando frutos le sacudió limonazos a más no poder, giro en el piso en un rol perfecto y tomando sus ajos hizo una toma de nunchaku y lo llamó con la manito, invitándolo al duelo.
Así comenzó la lucha entre el infierno y la tierra. Dos seres poderosos en una batalla grosa como las de Harry Potter. Salta Zunilda en la tempestad y lo casa al tipo del cuello, le da vuelta la cabeza como a un ternero, lo tumba y le manda trompada cortita, cortita, cortita. Lo deja medio estúpido tirado en el piso, se para y le patea las costillas, El maligno le toma una pierna y la tira al piso, le refriega la cara contra la tierra y tomándola de las trenzas le golpea el rostro contra el polvo. Zunilda se logra dar vuelta, levanta las piernas desde el piso, le toma la cabeza en una tijereta y lo pone contra el suelo.
Se levanta…agitada trata de caminar y ubicarse en el espacio, camina hasta el banquito y agarra la pava. Cuando gira el oscuro ser esta de pie. Le pone un pavazo en la cabeza, le clava la bombilla en un ojo, lo agarra de la cabellera y le da zurra en la boca del estomago, Toma! Y Toma! Y Toma!
Gira sobra si misma, manotea a la pasada el banquito y se lo parte en el medio del lomo. Parece que el maldito caerá por fin. Una trompada en la nuca, y otra y otra y de pronto una mano que le para el puño, el tipo la caza de las orejas y le pone un cabezazo tucumano que la deja mormosa a la pobrecita. Tambalea en el patio, recibe una patada voladora en la mandíbula y cae rendida.
Ahora si…parece el fin. El espíritu del mal parece haber vencido…toma a Zunilda del cabello y la arrastra. Entre la inconciencia y el fragor de la lucha…Zunilda recuerda a su gente que le viene a consultar, a las ancianas, a los niños, recuerda la sonrisa de los jóvenes, los espíritus buenos, la alegría de los humildes y el campañón que viene haciendo Estudiantes.
Juntando todas sus fuerzas, se pone de pie, le hace al tipo una llave, le aplica la doble Nelson, lo doblega con un cortito, le acomoda las ideas con una combinación rodilla al estomago, codo a la cara, rodilla al estomago, codo a la cara, rodilla al estomago, codo a la cara y cuando lo ve boleado, agarra del piso una pata del banquito y se la clava en el medio del pecho.
Un grito desaforado ruge en la inmensidad cual trueno y el espíritu se desintegra , mirándola a Zunilda a los ojos…no sin antes decirle: “Gracias…me has liberado…muy ricos los mates”
Sale Zunilda de su casa, ensangrentada y dolorida. Afuera la espera todo el pueblo. Todos se han enterado de su lucha. Vítores y aplausos para la guerrera del bien.
Todos la llevan en andas la nombran ministro de relaciones extra sensoriales y le dan las llaves de la tranquera de la ciudad. En medio de la lluvia que milagrosamente ha comenzado a caer, Zunilda escribe su página en la historia de su pueblo.

Zunilda Marnota…un milagroso personaje mas de…TESTIMONIOS



Foto: Zunilda en el fragor de la batalla en medio del galpón vecino a su casa, ante la atonita mirada del vecindario y el ojo sagaz del fotografico pueblerino

lunes, 14 de septiembre de 2009

Lobo





Lobooo...

Looboooo....

Estas.

que andarás buscando...tanto tiempo.
Huelo la sangre que destila tu ambición, tu lujuria bastarda, milagrosa, grasienta.
Tu mente hirviendo, tu grito helado que lastima la garganta,
tus soles negros, tu profecía autocumplida

Vení de una buena vez. Tanto rodeo...

viene la lluvia en el aire avecinando la tempestad de tu guerra.
Viene el horror del gruñido feroz.
Huelgan los deseos, llueve en el invierno de las almas
Y el viento sopla a tu favor llevándote hedores que te llamen

Yo espero ansioso, lobo...
La angustia da la señal, la culpa el alimento
Te sentí domesticado durante siglos

huelo tu mierda marcando territorio.


jamás tuve tanto placer por saberte llegando.

viernes, 4 de septiembre de 2009

Las cosas que hay que oir...!






* Si una mujer, en medio de una charla, se refiere a un tipo utilizando las palabras "Sexo ocasional", el tipo va a estar dispuesto a hacer una cantidad de cosas que no haría por nada mas en el mundo.

Todo, solo por esas dos palabras.

Imaginate si le propones matrimonio?
sale corriendo!!


bingo.


* Tenía Alfa de maestra jardinera, que es casi beta de artista

* Vino, hizo eso y murió. Era eso lo que tenía que hacer.

* Piedad… se esta muriendo…. Sáquenlo del aire

* Cuando uno llega a los 50 ya tiene claras por lo menos dos cosas de la vida:

No tomarse compromisos que no se tienen ganas de cumplir y usar zapatos que te queden cómodos.

* A este país le hacen falta terroristas de telgopor...!

* Una cosa es escribir poesías y otra combinar palabras en composé.

Ya sabemos todos de que lado estoy yo... (¿¿??)

jueves, 27 de agosto de 2009

TESTIGO V





DESGRABACIÓN TESTIMONIO PERSONAL


Eran aproximadamente las 22 horas, el edificio estaba prácticamente vacío. La oficina queda en el bajo, por San Telmo y de noche, durante la semana, no transita mucha gente.
Mientras releía un expediente escuché a alguien caminando en el piso de madera del pasillo. No le di mucha importancia en un principio pero después me llamó la atención la cadencia de los pasos. Se notaba que era alguien que caminaba con dificultad, casi arrastrando los pies, talvez rengueando. Se oía muy claro en el silencio que había a esa hora. Sentí que los pasos se acercaban a mi oficina pero en primera instancia me pareció un poco paranoico de mi parte ocuparme de algo así, de modo que no le presté mas atención. Seguí con mi trabajo y volvió al rato a llamarme la atención como una especie de tos y después como si alguien...no se... no se como explicarlo... como si alguien... regurgitara.... como un ruido de enchastre, de algo viscoso. Después de eso, una especie de respiración profunda y otra vez los pasos. Los sentía cada vez mas nítidos, cada vez mas cerca y cuando los escuchaba casi enfrente de mi puerta, se detuvieron.
Silencio. No pasa nada mas o menos por un minuto.
Golpean la puerta. Camino hasta ahí, miro por la mirilla y veo un joven como de unos 23 o 24 años. Pantalón jean, zapatillas, remera, campera de corderoy, como encorvado, casi temblando.

__¿Quien es?, pregunto

__ Abra detective, abra la puerta

Volví a mirar pero no reconocía a la persona.

__¿Quién es? Pregunte otra vez

__ Abra la puerta...detective Víctor Manta, abra la puerta

Me conocía.
Su voz era de viejo. Vestía como joven pero por esa voz, se ve que no lo era. Supuse por la postura, que podría estar herido. No sabia que hacer, volví a mirarlo. Temblaba, parecía necesitar ayuda. Me decidí a abrir.
La imagen era impactante. Estaba desalineado, transpirado, sucio. Algo oscuro, como una bilis, caía de la comisura de su boca a su remera. Emanaba un olor penetrante y desagradable.
La voz era cascada, gutural, anormal para un muchacho tan joven, que sin embargo, tenia claras señas de envejecimiento, como si tuviera la cara desfigurada. Se encontraba como en un estado de shock. Por un segundo solamente lo miré, entre asombrado y cauteloso. No dije nada, solamente lo miré, lo medí.

Con movimientos cortados, como separados uno del otro, su cabeza empezó a moverse para arriba y sus ojos se pusieron blancos, tenia la boca abierta y respiraba con dificultad. Después bajó la cabeza y empezó a caminar hacia adentro de la oficina. Lo deje pasar, mientras observaba cada movimiento que pudiera hacer. Caminaba muy lento, con pasos cortos, encorvado, los brazos contraídos, casi tocando su torso, como si tuviera cien años.
Quedé a sus espaldas, se dio vuelta, me miró con los ojos blancos. No me había dado cuenta lo impactante que es una mirada con los ojos blancos. Es una mirada que no te mira.
Respiró su asma, sacó la voz rota y aspirada, como hablando bajo.
Dijo:

__Detective Víctor Manta

__Si

__ Ya es casi su hora...


Foto: Capitán de su calle

miércoles, 19 de agosto de 2009

TESTIMONIOS IV




Tito Martunetta era el afable empleado de la gomería Mentastini, que era del gordo mentastini, saliendo de la rotonda, por la 65, allá por 9 de julio, provincia de Buenos Aires.
Tito solía juntarse con amigos y parroquianos en la gomería del gordo cada viernes a comer un asadazo y tomar unos vinos. Aquel viernes hacia calor y al gordo Mentastini se le ocurrió poner el tablón afuera, con una portátil para iluminar la mesa y una rama colgada para que espante a las cotorritas. Compró repelente y a los que iban llegando les pasaba el aerosol para que no los jodan los bichos.
Tito cortó un salamin y un pedazo de queso y llevó el pan.
El manaza puso el carbón en la parrilla, prendió el fuego y se frotó las manos al ver la bolsa de carne. Habían encargado además unas mollejas en la carnicería hacia como 15 días y habían llegado fresquitas y listas para la parrilla. Le hizo seña al tano Perrone para que abra una damajuana y preparó la tabla grande, la sal y la cuchilla
Varios jugaban al truco, otros conversaban, alguno sintonizaba una radio y ponía algo de música, como de fondo.
La noche estaba calida, el vino estaba bueno y ya se sentía el aroma de la carne en la parrilla.
Todo pintaba como para un alegre y tranquilo asado de fin de semana.
Cuando de pronto…un extraño sonido vino desde el cielo. Como un trueno que crecía de a poco. El murmullo de la charla se calmo de repente y todos empezaron a oír el ruido que cada vez se hacia mas fuerte.
Los comensales se miraron entre si, la intensidad de sonido no paraba de subir. Ya los vasos temblaban en la mesa. Todos salieron del toldo hacia el descampado para ver que ocurría y allí fue que lo vieron pasar por encima de sus cabezas.
Un enorme plato volador venia en franca caída y pasaba por encima de ellos, maniobraba sobre la gomería y se ponía de punta sobre el terreno del fondo llevándose puesta la pila de cubiertas viejas dos plantas de limones, un valiant 2, que hacia de gallinero y un perro, pobre, que olio la carne en la parrilla y se acercó. Que se iba a imaginar pobre animal que lo iba a matar un ovni.
Todos corrieron hacia el objeto volador incrustado en el patio. Esperaron frente a el sin animarse a acercarse cuando de repente una compuerta se abrió.
Un humo blanco apareció desde adentro de la nave y una fuerte luz salió hacia el descampado. Desde el fondo de la nebulosa, comenzó a dibujarse una figura. Los parroquianos se estremecieron, no podían creer lo que veían sus ojos. La figura empezó a hacerse mas clara y de pronto se oyó un ruido extraño mientras se empezaba a ver la imagen desde la nave. Era un enano verde con un mameluco naranja apretando un matafuego. Salio hasta la rampa de la nave, miro a los parroquianos y les dijo:
“Como me pierde la rotonda esa loco!!, no se ni pa´ donde ir!! Yo buscaba el puente de la 5 el que va para capital, me re perdí!!” En ese momento el alienígena se percató de sus casuales espectadores.
Tito Martunetta fue el primer valiente que intento hacer contacto. Dio un paso al frente. El extraterrestre lo miró fijo a los ojos. En medio de aquella imagen y con todo el temor encima Martunetta dijo lo mas amable que se le ocurrió: “¿Queres mollejas petizo? Ya salen, están a punto.”
Acto seguido todos vieron como otros 5 enanos bajaron de la nave cargando dos botellas de vermú, una bolsa de aceitunas, un sifón de esos de plástico y unos tres cuarto kilos de limones.
A partir de ahí empezó la fiesta de verdad. Se comieron las mollejas, jugaron al truco, se tomaron hasta el agua de los floreros. En eso uno de los enanos se fue al plato volador, abrió un par de compuertas pequeñas laterales y dejo ver dos tremendos bafles como de 150 con unos twiter que eran una belleza. Puso un disco de cumbia y pelo unas pastillas intergalácticas que convido a los comensales. Como media hora después era una joda loca inolvidable. El manaza bailaba en calzoncillos, un enano colgado de la portátil gritaba Tarzán y saltaba sobre las cubiertas. El gordo Mentastini le curaba el empacho a un extraterrestre y el tito trataba de sacar a un enano del inodoro…eso nadie sabe como paso pero casi se ahoga el muy salame del alienígena beodo.
Después empezó la guerra de hielo, se entraron a sacudir con lo que había en los vasos, Carlitos se puso a discutir con un enano que era peronista y Alberto se durmió la curda entre los yuyos y apareció lleno de ronchas porque se lo comieron los mosquitos.
Luego vino el bajón. Para lo que los extraterrestres bajaron de su nave tortas de chocolate y un almendrado que estaba para chuparse los dedos. Después el gordo Mentastini se vistió y preparó un café bien amargo como para despertar a la sarta de borrachos perdidos que quedaba en el lugar.
Ya tipo 5, un enano dijo basta. Era hora de partir. Repartieron los visitantes unas fantásticas píldoras que te sacan la resaca al instante, ayudaron a lavar los platos y se dispusieron a partir. Todos se despidieron y prometieron volver a verse. Tan bien la habían pasado en su intercambio cultural intergaláctico, que los extraterrestres prometieron volver a la siguiente semana. Así lo hacen desde aquel día. Cada semana, sin que nadie se de cuenta en la noche nuevejuliense, un platillo volador aterriza en las afueras de la ciudad, después de la rotonda, por ruta 65. Se pasan la joda loca y se van ya casi de mañana. Los que van a esos asados saben que no pueden decir nada, por lo que guardan el secreto en pos de conservar su momento semanal de diversión pura. Vuelven a sus casas y le dicen a sus mujeres que el asado estuvo rico y que charlaron de fútbol. Sería demasiado difícil explicar la verdad. Por mas que no hagan nada malo. Como explicar que el manaza se puso a bailar en calzoncillos en el tablón, o figurar al tito sacando un enano del inodoro, o la cara de Alberto, picado por los mosquitos, o carlitos peleando con un enano peronista o el gordo Mentasttini curando el empacho. No se puede contar la forma en la que se divierten. No se puede decir; se puede vivir. Y esas son cosas que pasan solo cuando uno se junta a comer un asado con sus amigos.

Tito, Alberto, Carlitos, el manaza, el gordo Mentastinni, únicos, fraternos, inolvidables personajes de… TESTIMONIOS.



La conmovedora imagen...no deja dudas...

lunes, 3 de agosto de 2009

Con eso no se jode


Podríamos hablar de mi pito corto y mis hemorroides
Podríamos decir que tengo unas inflamadísimas varicoceles y que un testículo sobresale de mi ropa interior cual nido de camoatí.
Podríamos decir que me sale demasiada cera en las orejas, y eso embarra los pelos que allí se acumulan. Que me crecen lacios y duros unos canutos negros en la nariz, que siempre está paspada y con costra de moco en los costados.
Los bordes de mis labios se llenan de boqueras y las llagas en la lengua hacen que tenga que acomodar la boca de una manera muy llamativa, que me hace salivar por demás. Por eso la baba en la baba se desparrama en mi papada mal afeitada.
Podría contar que tengo un hombro levemente mas elevado que el otro. Lo que con los años ha ido torciendo mi columna vertebral y modificando notoriamente mi caminar.
Por eso no ando por muchos lugares, por mi modo de moverme. Y porque soy tan virolo, que los ojos me apuntan a dos lugares completamente diferentes y no se por cual estoy caminando.
Hagan chistes con todo eso, si quieren.
Pero con lo del pelo no, viejo...por favor...

Osea, yo no nací pelado. Me fui quedando.

Eso sí es una tragedia de la vida...!
Dibujo: Jon

viernes, 24 de julio de 2009

Alienado




Vinos tintos y blancos que se amontonan, casi vacíos en la alacena. Un plato de comida y una película en blanco y negro. Un viejo peinado con gomina, dos hermanos se pelean en la vereda, diez días de mirar a la pared.
Swing de saxofones en el parlante.
“Algo hermoso cambia tu camino”, dice la canción. Deja olor a esperanza en la cocina. Afuera todo esta congelándose. Hay un asalto con rehenes en la esquina. Un pibe pide una pizza y manda a una rehén a buscarla. Yo los veo desde la terraza. Veo incluso todos los policías que el no ve. Veo al pastor evangelista en la foto del templo del que salen los escudos de la infantería. Me tomo un culito de botella de un tinto muy rico, con roble. Prendo un cigarrillo. Muy poético, pero que poco saludable. Como la ciudad. Muy poética, pero que poco saludable. Las desgracias y las fortunas corren por todos lados. Se vuelven viento y acompañan los destinos cruzados de miles de almas. Una empleada va a trabajar a una perfumería a la mañana. Quien hubiera imaginado, que a la noche iba a estar buscando una pizza del suelo, frente a un negociador de la federal. Uno hace sin saber adonde va.
Yo deliro en una computadora sin siquiera imaginar adonde me lleva. Afuera el cielo esta naranja en plena noche. La luz de la ciudad rebota contra la tormenta y todo esta húmedo. Me llama mi madre por teléfono., le relato lo que veo que no sale en la tele
Saco a relucir un chocolate que había en la heladera. Una grata sorpresa, siendo la hora que es y con la puerta de salida clausurada. Hay otra película en la tele, una de los hermanos Marx. Groucho gobierna un país, Harpo y Chico son espias en el pais de enfrente.
Se puso mas frío. Prendo las hornallas de la cocina. Miro para afuera y veo balizas azules de la policía. Pasa un patrullero en contramano en plena avenida desierta.
Todavía hay gente ahí afuera. Y adentro de la perfumería.
Miro la televisión y no veo la esquina de casa. Ya no hay móviles de los noticieros ni curiosos frente al cordón policial.
Me siento a escribir otra vez. No hay ninguna cosa que pueda hacer ahora por lo que pasa afuera.
Me cuelgo en la computadora mirando blogs y escribiendo cosas.
Se me hizo taradísimo. Miro otra vez por la ventana.
Ya no hay luces ni hombres de traje. Se hizo tarde hasta para el secuestro.
Ya pasó. Ya está.

Mañana no se va a acordar nadie de esto que digo.


Del secuestro, menos.


Foto: Capitan de su calle

jueves, 9 de julio de 2009

TESTIMONIOS III


Mientras don Carlos Agapito comía sandia con vino debajo de la parra, su mujer lo alertó de alguna buena nueva, al sentir un sonido extraño que venia del horizonte, como por atrás del gallinero. Agapito hizo lo mismo que había hecho con su mujer durante los últimos 40 años. No le dio ni cinco de pelota.
La doña siguió llamando y Agapito quiso silbar para no escucharla pero al segundo intento le escupió un pedazo de sandia en la frente. La mujer desorbitada de furia se lanzó contra él para destruirlo en mil pedazos. Ya corría desesperado Agapito, ya su mujer había tomado la cuchilla de la sandia para rebanarlo como un pan cuando el ruido de atrás del horizonte se hizo mas fuerte y estremeció la parra revoleando bichos canasto por todas partes.
Luego, un enorme choque se oyó retumbar en el gallinero.
Ambos corrieron hacia el fondo de la casa y encontraron un tremendo PLATILLO VOLADOR estrellado sobre las gallinas cluecas que ya se ve…no van a poner mas huevos. Con suerte se salvaron los menudos para un guiso.
El frente del platillo se abrió. Salió desde adentro un humo blanco que lentamente empezó a tornarse gris oscuro y luego negro. Al cabo de unos segundos apareció corriendo por esa puerta un tipo en llamas gritando como un chancho. El matrimonio se acerco rápidamente para ayudar. Agapito lo revolcó por el piso y empezó a pegarle para apagarlo. La doña hizo lo mismo, solo que olvido que tenía la cuchilla en la mano. Al cabo de un rato parecía un salamin casero el pobre tipo. Era un chorizo colorado tirado en el piso.
No gritó mas como un chancho. Y eso que el fuego seguía prendido.
Acto seguido aparecieron de las naves más visitantes. Eran los compañeros de la pobre victima. Se sacaron los cascos y si….eran chanchos. La evolución del chancho. Habían llegado de otras galaxias a buscar el consejo del oráculo del chancho mayor. Que parece que vacaciona por acá.
Los chanchos vieron a su compañero muerto como un… chancho y enfurecieron.
Lo tomaron a Agapito de la camisa y le dijeron, “Dejaos vuestras cuchilias. Venimos en busca del gran chancho del oráculo para que nos ayude con su magia a volver a nuestra galaxia. El se ha retirado a meditar a este primitivo planeta y vos papaguacha, nos vas a ayudar o te vamos a dejar el poporembó como una begonia.”
Agapito no supo que decir, pero ante las opciones claras….puso en marcha el rastrojero.
Cargo encima a los hombres chanchos y esperó las coordenadas. Un chancho sacó un localizador espacial de última generación y con presicion técnica le dijo:
“EL GRAN ORACULO SE ENCUENTRA EN UN PIRINGUNDIN YENDO PARA PRINGLES, DOBLANDO EN LA TACUARITA POR LA 3 COMO A LA ALTURA DE ATALAYA”.
Laaaa….eso es localizar.
Salieron raudamente para allí…todo lo raudamente que puede ir un rastrojero lleno de chanchos.
Pero llegaron…llegaron…y alli encontraron al gran maestro meditando con la vida del universo. Al gran chancho del oráculo tomándose una whiscola y haciendo trencito con dos chicas, un travesti, un cabo de la bonaerense y Coco Silli, que también es de otro planeta.
Allí, luego del fervoroso saludo entre congéneres, se juntaron todos en una partusa interestelar y luego de un rato largo de meditarse entre todos el maestro les dio a los chanchos viajeros la dirección de la puerta interestelar que los llevaría de nuevo a casa.
Era la cabina 4 del locutorio polirubro “Elsita”, en villa crespo.
Le pusieron gas oil al rastrojero y salieron a toda maquina. 6 días después ya estaban por chacarita buscando la dirección.
Llegaron al lugar.
Justo cuando Elsita charlaba con su vecina sobre el menú de la cena de navidad entran 5 chanchos al locutorio y le piden la cabina 4. …. Tomá.
La vecina cayó redonda de la impresión. Como Elsita no se desmayaba Agapito le puso tremendo roscaso que la dejó babeando, abrazada al exhibidor de cigarrillos.
Alli se despidieron los compañeros porcinos de Agapito. Le obsequiaron su plato volador, un vale dos por uno para el piringundin y una foto de coco silli chupando una naranja.
Agapito volvió en su rastrojero a casa dos semanas después con la más asombrosa historia de su vida. Desde ese día se prometió dos cosas. Escuchar a su mujer cuando le habla y armarse flor de gallinero con el plato volador.
Carlos Agapito…un intergaláctico personaje mas de….TESTIMONIOS.






Foto: Sisi...se dice que con eso tambien tuvieron que ver...

martes, 30 de junio de 2009

TESTIGO IV




CAUSA: “BASILICA DEL ROSARIO, MAUSOLEO DE BELGRANO”
TESTIGO: FELIPE BARILLI
EDAD: 28 AÑOS
PROFESION: TECNICO EN REFRIGERACIÓN
ESTADO CIVIL: SOLTERO
HIJOS: NO
ESTUPEFACIENTES: MARIHUANA
ALCOHOL: SI
TABACO: SI
ANTECEDENTES: NO




Yo ni siquiera estaba espiando. Ni había prestado atención. Venia del kiosco, de comprar cigarrillos. Mis amigos fueron a buscar los autos y nos íbamos a encontrar en Alsina y Defensa. Fue muy rápido, muy rápido. Unos tipos, yo llegaba a la esquina y unos tipos se pararon todos contra la reja de la iglesia, justo al borde de la reja. Yo me quedé mirando desde lejos iba caminando cuando los vi y me paré ahí nomás, no quise seguir. Me pareció raro, no se, era raro todo. De repente el tipo del medio, el de delante de todos, uno grandote con un saco largo, como un piloto de lluvia, que se ve que era el jefe una cosa asi. El tipo ese, se apoyó en la reja y la abrió. De una. Usted vio el candado que tiene esa reja? Vio lo que son esas puertas? Es hierro forjado. La abrió como si estuviera suelta., como si fuera de tela. Sentí el ruido de la cadena rompiéndose y después el estruendo de las puertas chocando contra los costados y vi que entraron hasta el mausoleo de Belgrano. Vio que ahí está, adelante de todo, el mausoleo de Belgrano. Entraron y se pararon todos enfrente de el. Y el del medio levantó una caja, como de madera, llena de polvillo, que tenia en una mano. Miró la tumba y dijo:

__ “VOLVIMOS. Y ESTA VEZ NO VAS A ESTAR PARA DETENER NADA”


Y entonces empezó a subir como del piso…una…no se como explicarle…una vibración. Una vibración enorme, salía de la calle, venia de la iglesia se lo juro, yo sabia que venia de los tipos, una vibración que estremecía el cuerpo, un ruido ensordecedor pero por adentro, como si estuviera parado sobre la membrana de un parlante. Asi. Pero como si el parlante fuera grande como toda la manzana. Era imposible de aguantar, se lo juro, sentía que el corazón se me iba a salir, todo adentro se movía, casi no podía tenerme en pie. Era un grito, era como un grito que no salía para afuera pero no se podía soportar mas. Y empecé a sentir una presión fuertisima en los oídos, como si me fueran a explotar. Tenia el grito abriéndome adentro y abría la boca y no salía nada, me ahogaba, sentía que iba a explotar ahí, paralizado como estaba. Y la imagen inmediata que tengo es que estoy corriendo. Pero no es que tengo una parte borrada. No, no… es inmediato. Ahora estoy parado en la avenida, y al segundo estoy corriendo desaforado por la calle de la esquina sin poder parar de correr, enloquecido, por favor, por dios, enloquecido le juro, queriendo salir de ese lugar, no sabia que pasaba no entendía nada por favor, le juro que es lo que me pasó es algo que es muy difícil de creer y de explicar, yo lo entiendo pero de verdad que es asi, por favor créame.
Y me seguían pasando cosas, una tras otra. Mientras corría empecé a sentir que el aire no me alcanzaba, quería respirar más y más, como si lo necesitara para algo más que para respirar. Necesitaba meter mas aire adentro mío, más del que podía respirar. Llegué a la esquina de la placita, donde me iba a encontrar con mis amigos. Lo vi a Martín parado al borde de la vereda, me acerqué corriendo y le dije “No sabes lo que pasó sobre avenida Belgrano, en la iglesia, no sabes lo que pasó”.
Y cuando lo miro bien le veo la cara. Estaba desfigurado, espantado, me daba cuenta, le había pasado algo, el había visto algo de todo eso, me di cuenta. Le pedí que venga conmigo y me dijo algo como:

__ Para, acá pasó algo…el señor…
__ ¿Que señor?
__ El señor, el… estaba acá…
__ ¿Quién?
__ El tipo! El tipo que estaba al lado mío…

Y ahí supe totalmente que le había pasado algo. Algo como a mí. Le juro que jamás tuve tanto miedo como cuando miraba buscando esa persona que el decía. Le juro que quería que estuviera, que apareciera un señor de alguna parte, que fuera cierto, real. Quería, necesitaba ver al tipo.

Y no lo encontré.

Se me cortaba la voz como ahora, le juro, pero le tuve que decir:

“No hay nadie, Martín. No hay nadie más acá.”




Foto: Capitan de su calle

domingo, 21 de junio de 2009

Mi viejo


Que podría decir de mi padre alguien que lo conociera…?
Bueno…un tipo raro, callado a veces o verborragico al extremo. De intereses difusos y ningún hobby, morisquetero, matero de ley, amante de la radio, entusiasmado con las discusiones, siempre calmo cuando todos enloquecen. Un tipo común.
Pero cuidado, un tipo de los enteros, de los de la mejor madera.

¿Que puedo decir yo de mi padre? A ver…

Yo era chico. Jugaba con mi papá. Hacíamos morisquetas y yo inventaba pavadas una detrás de otra. Mi papá jugaba a que se enojaba con eso y yo insistía hasta que me decía la frase:

“Noto con tristeza, que continua en la pavada”

Y yo me meaba de risa porque me sonaba a una frase de “grandes”. Como una forma elegante de decirle a alguien que era un pelotudo.

Por supuesto, cuando yo era chico amaba ver al negro Olmedo y durante años, no relacioné que esa era la frase que Portales le decía a Olmedo en “Álvarez y Borges”.
Resulta que después terminé haciendo humor.
Que vaya eso como muestra de que no todos los mandatos son malos.

Mi papá se pasó toda la vida soldando fierros y así, soldando uno con el otro, mandó tres hijos a estudiar. Mi papá me explicó qué era una guerra mundial, quien era el Che, Aníbal Barca, Alejandro magno, que pasó en las Termópilas, qué es un dictador, qué significa inflación, quien inventó la radio, quien es Humphrey Bogart o Edmundo Rivero, quienes son los beatles y que es el rock, como vuelan los aviones, por que el cielo es celeste, como funciona un piano. Para mí, cuando yo era chico, mi papá sabía todo. Después entendí que no sabia todo, tenia miedos, luchaba. Para eso tuve que aprender que es no saber, que es tener miedo, que es luchar.
Mi papá me explicó que no se le puede cortar la esperanza a nadie. Que se lucha por lo que uno sueña de uno mismo, que hay que tener paciencia con las cosas, que el que se enoja pierde, que siempre puedo contar con él.

Hay gente que pasa por tu vida y te marca. Gente que quiere decirte algo más allá de lo que dice.
Hay alguna cosa que te esta queriendo mostrar el universo cuando esa gente está. A veces es más sutil aun. Pasan y dicen con los actos. Y no caben dudas de nada. Por raro que suene quiero creer en eso, aunque eso de creer no me salga bien en estos días.
Vos, viejo, crees. Crees más que yo. Tenés mas fe que yo, te lo juro, lo veo. Vos que por años deberías estar más cansado tenés mas fuerza todavía. Vos que a veces no entendes la fe de palabreríos, y te zambullís entre los ateos tomando carrera. Vos armaste tu familia y tu vida y luchás por causas. Eso es creer. Yo no creo en casi nada, viejo. No se por que pero perdí la fe. Como en los tangos. No me asusta tanto, me parece que es natural que esté pasando. Un año tras otro te voy entendiendo más el sesgo de sombra. Tiene que ver con la vida nomás, eso aprendí. Podría enumerar una lista larga de tus errores, pero ya son cuenta saldada. A veces hay que volverse hombre y tomar algunas desiciones, para entender por que otro hombre tomó las que tomó. Hay peleas que uno se toma en serio o las pierde. Y a vos, fuera como fuera, siempre que sonó la campana, te encontró de pié.
Ahora recién me está volviendo de a poco la capacidad de asombro con algunas cosas. Despacio, todo tiene su tiempo. Yo en mis primeras resurrecciones y vos curtido ya de tantas vueltas. No está muerto quien pelea, eso también me lo enseñaste vos.
A veces me iría hasta allá nomás para decirte que te entiendo viejo, que te quiero mucho, que todo va a andar bien y que se que siempre diste todo lo que tenias. Y eso es lo máximo que se puede pedir de una persona.
Las cosas salen bien o mal y hay momentos extraordinarios y otros que no se elijen pero hay que vivirlos. Vos estuviste en todos. Más me apoyaste cuando menos me entendías. Incluso cuando yo no te entendía a vos. Y hay que ser muy hombre para bancar a un pibe que no se quiere dejar ayudar. Bueno, asi es la juventud viste, que te puedo decir…
A veces solamente quiero sentarme a tomar unos mates con vos en la cocina y mirar televisión y hablar de pavadas. Con eso basta. Darte un abrazo, ir al negocio, tomar una cerveza en el patio, cortar el pasto. Esas cosas nomás, con eso sobra. Puede que no sea de lo más profundo pero sabé que me hacen tan bien como a vos.

Ayer fue el día del padre y yo quería decirte algo. No se si es todo lo que tengo para decir pero por lo menos espero que sea un buen botón de muestra.
Ya se que a esta altura de las cosas no va a cambiar nada, pero no viene de mas poner en palabras algunas verdades. Y si hay verdades comprobables en mi vida, una de esas sos vos.

Te quiero mucho papá.

Estoy orgulloso de ser tu hijo




Foto: Mi viejo tocando el acordeón

miércoles, 10 de junio de 2009

Sobre el asuntito de los blogs


El otro día escuché por enésima vez un comentario sobre José Pablo Feimann y su desprecio a los blogs. También pude leer en esos días algunos comentarios de autores de Blogs mostrando su indignación hacia las palabras despectivas del Intelectual para con los blogs y sus autores.
Ok, me pasan varias cosas con eso. Primero, Feimann dice que cualquier pelotudo tiene un blog. Yo no veo cual es el problema con eso. De hecho es cierto, cualquier pelotudo tiene un blog. Es gratis. Cualquier pelotudo tiene un mail también. Tiene que abrirlo y listo.
Cualquier pelotudo puede llenar de pelotudeces su blog tanto como se le cante y nunca van a ser mas cosas que pelotudeces.
Lo que permite el blog que antes no se podía hacer es que cualquiera publique cualquier cosa. Antes que alguien lea lo que escribías era mucho más complicado y editar un libro no era cosa para todos. Ahora podes escribir y publicar. Sin siquiera guardarlo en tu computadora. Copiar, pegar. Listo. Eso convengamos, hace mucho mas fácil la pasarela de pelotudeces. Incluso los que nos ocupamos un poco en publicar algo mas pulidito, hemos publicado cosas que no pondríamos en un libro jamás.
Igual el tema se vuelve raro cuando uno se da cuenta que se esta debatiendo sobre un soporte. Un blog en si mismo no es nada bueno ni malo. Es un soporte que contiene información que uno le sube. Es como decir que los que escriben en computadoras son imbeciles y los que escriben en maquinas de escribir son geniales o los que escriben en cuadernos no se lavan las patas y los que escriben en cursiva tienen pie de atleta.
¿A quien le importa? ¿Se puede determinar eso por el soporte que utiliza quien escribe?
Por eso me parece ridículo el concepto de “Blogger”. ¿Que carajo es un blogger? ¿Hay cuaderners? Se juntan en el abasto y se pelean con los “Worders”? Como se llaman los de la tribu de maquinas de escribir? ¿Remingtones? ¿Olivettios?
En cualquiera de esos soportes uno puede escribir lo que quiera. La diferencia parece que viene con la publicación parece. Todo lo demás no es necesariamente publico y un blog si.
Me parece que lo que le pasa a Feimann es un poco de vergüenza ajena. A entrado a algunos blogs, le habrán parecido asquerosos y se habrá dicho “Como alguien puede ser tan pelotudo de publicar algo asi” y listo, eso. No creo que le importe el tema.

Y por otra parte, me viene la idea (esto me gusta creerlo, no digo que sea verdad) que Feimann tiró la piedra a ver quien saltaba. Y talvez esté esperando un referente importante que tome el guante para que se arme un buen debate sobre el asunto. Cosa que estaría más que bueno ver y escuchar y que arrancaría en los blogs como una excusa y talvez derive en el tema de fondo, que son las diferencias y coincidencias que hay desde lo intelectual, lo literario y sobre todo desde lo generacional. Estaría bueno ver que se dicen tipos como Feimann y Casciari, por dar un ejemplo. Me gustaría saber que opinan del asunto Abelardo Castillo o Carolina Aguirre de Bestiaria. No por ver quien gana. Por ver que sale a la luz de esas cosas. Seguramente los intelectuales del mañana tendrán todos un blog en sus haberes.
Estaría bueno propiciarlo y que salga en la tele. Que los invite Majul, que el noticiero de Santo diga algo, que salgan en las radios unos y otros, que la señora a la tarde se pregunte algo de un libro. Y a partir de ahí hablar sobre el país en que crecieron y en el que crecimos y sobre que pasó con las ideas, donde estaban puestas y donde están ahora.
¿No estaría muy bien que eso pase? ¿Que se encuentren en dialogo formas de pensar distintas por épocas y realidades distintas?
Al sistema si se lo choca se pierde. Eso no lo descubro yo, pasa hace mucho y varios buenos intentos cayeron.
Si chocas, caes. Y es muy duro para irle al choque.
Pero ojo, tiene grietas.

Bueno ok, ya se. Eso no debe estar pasando. Deliré. No tengo que fumar porquerías. Feimann habrá dicho eso y lo debe haber olvidado al instante. Y Casciari no debe estar enterado del asunto.
Pero si alguno llega a conocerlos, bueno…pásenles el dato. Que se aviven viejo. El mercado de reality viene en baja y es el momento justo. Que se eleven las charlas, que en la tele, lo que se vea sea en el mismo código si se quiere, pero que esté bueno. Porque a veces lo que se ve está bueno.
El problema es lo que se escucha.

martes, 26 de mayo de 2009

TESTIMONIOS II



En 1944, existía en Palermo un pequeño almacén llamado Almacén Merone. Su dueño, Cataldo Merone, era un humilde vecino de la zona que atendía su comercio muy amablemente durante la jornada diurna, pero por las noches, cataldo tenía otro oficio mayor: Era adivinador. Su don de la profecía lo avalaba y la exactitud de sus predicciones le habían dado una solapada fama en el bajo fondo de aquel barrio misterioso. No se hacia llamar profeta, solo adivinador, ya que su don era limitado y el lo sabia. Solo podía predecir estupideces.
Nunca la llegada de una guerra, nunca el advenimiento de un gran líder. Cataldo tenía habilidad para saber el precio de la arveja al otro día o cuantas veces iba a pasar el lechero la próxima tarde. Casi siempre le pegaba. Sus detractores decían que era lógico que supiera cuanto iba a estar la lata de arvejas si tenía un almacén y que es fácil saber cuando pasa el lechero si pasa una vez por día más o menos a la misma hora. Por lo que alguna gente del barrio creía que Cataldo era un pelotudo. Sin embargo Cataldo poseía realmente un don y adivinaba datos como, la creación de la birome o la llegada del hombre a la puna, o quien llegaría primero a la basílica en la peregrinación a lujan, cosa que nadie comprobaba pero que todos creían. Cataldo tenia un pequeño prestigio, sus seguidores lo idolatraban y el estaba contento con eso. Cada mañana se levantaba de la cama con las persianas cerradas y adivinaba la temperatura que hacia en la calle, fallando solo por décimas.
Un día, mientras subía a una escalerita para alcanzar unas botellas de tomate en conserva, sintió un pequeño mareo y luego vio una enorme luz que lo encegueció. Trastabilló sobre la escalera y se agarro de la enorme repisa. Trató de sostenerse y lo logró. Lo que no se sostuvo fue la repisa, que se vino derecho contra el mostrador, Cataldo reboto sobre la barra, cayó sobre una arpillera de porotos, dio una vuelta carnero, quedó de pie y con el envión se puso de cabeza contra el vidrio de la puerta. Cosa que adivino…pero con el envión no pudo evitar. También profetizó que se le venían encima las latas de aceite de 20 litros, pero no le dio el cuerpo para correrse. Trató rápidamente de esquivar pero no llegó más que a tirar los huevos, la comida lo inundó. Cataldo se batió a duelo con los huevos y el aceite pero solo consiguió hacer un poco de mayonesa en el piso y desvanecerse…
Reaccionó cataldo después de un rato y como cada vez que se despertaba se pregunto: Que tiempo hace afuera?? A lo que una voz interna le respondió al instante: “Ni la mas pálida idea viejo”. Desesperado se levanto del suelo y trato de adivinar algo mas, y solo escucho la misma vos que le decía…ni la mas pálida idea viejo…
A Partir de ese momento Cataldo debería dejar su popularidad y su trabajo metafísico y solo la idea de abandonar todo lo estremeció. Arriesgo una vez mas: “Afuera…es de día o es de noche?”…”Es de día…acerté. Todavía puedo adivinar…” Cataldo seguiría con su negocio…tenga o no tenga el don. A fin de cuentas, solo adivinaba estupideces y la gente nunca preguntaba otra cosa que no sean estupideces.
Esa misma noche atendió algunos pacientes y al final de la jornada llegó un enorme y lujoso coche desde donde bajaron varios hombres en finísimos trajes. Algunos entraron primero y luego llegó a su sala…el mismísimo presidente de la nación.
Lo miró a Cataldo desesperado y le dijo… Mire…yo se de su poder. Muchos me hablaron de usted…estoy delineando un proyecto de país a 40 años, pero muchas cosas no están saliendo bien, me encuentro con escollos importantes. Estoy desesperado. Por favor necesito su palabra. Lo que me diga que es lo correcto, eso haré”
Cataldo…carraspeó. Miró al presidente y su gabinete. Empezó a transpirar. La voz interna le decía “Ni la mas pálida idea viejo…” pero el no la escuchó. Mantuvo la compostura. Respiro hondo y cerró los ojos. Se dijo para si...” ´tamo en el horno” y se
dispuso al mayor reto de su vida. Ahora se demostraría si tenía la audacia para triunfar. Hizo unas morisquetas, hablo en lenguas a la vinagreta, se puso de pie, gritó como un chancho… escupió un garzo en una palangana y le dijo:

“el león descansa sobre la cima de la montaña…es deber del buen hombre la alimentación. Todos aquellos que lo desprecien serán despreciados y si no se le corta la melena, sobrevendrá la catástrofe…cuidado”

Cataldo entendió al instante de que la iba esto de Nostradamus…se copó y siguió derecho con la pavada.

“He aquí el destino del tatú carreta…solo el sabor de la victoria sabe de la derrota”

Y así entró a hilar un montón de imbecilidades que no querían decir nada y se las dijo todas. El presidente se fue re contento y el país se recontra fundió igual… pero el bueno de Cataldo entendió por donde estaba el curro y escribió como 700 de esas frases.

Hoy miles de salames metafísicos lo siguen por el mundo y aseguran ver a sadam hussein en la frase “No te dejes el bigote en el calor porque traspiras el doble”

La guerra del golfo en la frase “cagarse a tiros en la arena es complicado, porque además te quemas las patas”

Y la debacle nacional en la frase “turco traidor! Saca fiado de almacén y no paga!”

Cataldo Merone se fue para el otro mundo hace unos años, profetizando su propia muerte…un día, acomodando garbanzos, la miro a su mujer y le dijo “VIEJA…ME PARECE QUE ME VOY” Y se murió…

Hoy Cataldo Merone es uno de los profetas mas seguidos en todo el mundo.
Pero…que aventura el psíquico de Palermo para nuestro futuro???

Solo nos deja una frase…”Corre…corre que se viene el agua”… Que cada uno haga su interpretación.

Cataldo Merone…un profético personaje mas de…TESTIMONIOS.

martes, 19 de mayo de 2009

Un trato con lo oscuro

Hagamos un trato señor.
Usted se queda por acá,
inspirando barricadas de la alegría,
contando confianzas,
haciendo cuentas que salgan bien
alguna vez.

Nosotros seguiremos.
Prometemos no hacer cosas que le disgusten
Bueno…usted sabe…
el borde del camino, el jubilo y el desgano…
ni lugares tranquilos nos quedan ya
Bueno…usted sabe
Todo ha cambiado tanto.

Igual acá abajo
Abajo
Y entre nosotros, estos que somos
Usted tiene que quedarse sabe?
Es imperioso que se diga
Se publique
Se corrobore que acá se quedará
En la alegría como una barricada
En la mirada triste y profunda de los señores sabios
En los parpados pesados como juicios
En los miércoles que dejan testamentos
Es necesario porque hay gente que lo es.
Nomás por eso, sin alharaca sabe?
No hagamos un escándalo de esto,
pero sepa que no podrá irse nunca, ya no mas.
Ya no hay treguas, ni burlas, ni formales, ni frío.

Ya usted, mal que le pese
a la humildad que lleva encima,
se ha vuelto parte de todos
El güisqui más modesto de los bares
con rodaja de limón para dar toque,
ahora es paladar de todos los bares del mundo
Ahora todos los parises son montevideos
Todos los mares son dulces y deltas
Asi que bueno,
hagamos esto sin mucho ornamento
que sabemos que no nos gusta
Acomodemos la charla ahora,
ya que nos hemos puesto de acuerdo
Gracias por el fuego
Por los adoquines de la ciudad vieja
Por quemar las naves
Por el césped de la cancha,
como un terciopelo verde
Por los vientos del exilio
Por los atlánticos y por los pacíficos
Por no salvarse jamás
Por el hambre disponible
Por tener todos los años
Y todos los ejemplos
Y todos los caminos
Buscando hasta el final
Biografías para encontrarse.
Sin miedos al oscuro
Porque no hay nada malo en lo oscuro
No hay nada malo


Hay una mujer desnuda,
Que desbarata la muerte


Lo sabemos porque usted nos lo contó.

martes, 12 de mayo de 2009

Testigo III



CAUSA: “CAPILLA SAN ROQUE”
TESTIGO: MARTIN TOLEDO
EDAD: 28 AÑOS
PROFESION: TECNICO EN SISTEMAS
ESTADO CIVIL: SOLTERO
HIJOS: NO
ESTUPEFACIENTES: MARIHUANA
ALCOHOL: SI
TABACO: SI
ANTECEDENTES: NO



Bueno la cosa fue un par de años atrás. Yo venia de San Telmo, la verdad, la verdad? Venia medio borracho, para que le voy a mentir. Asi que no se si le sirve pero ya que usted me vino a buscar a mi, yo le cuento. Yo venia por calle Defensa, caminando con unos amigos, como va la mano, yendo para el lado de plaza de mayo. Me separé de ellos porque fueron a buscar los autos. Uno se quedó en el kiosco de la otra esquina, sobre la avenida y me dijeron que espere al que se retrasó, que iban a buscar los autos y nos encontrábamos en Alsina y Defensa. Mi amigo se había quedado sobra avenida Belgrano y yo ya estaba llegando asi que encaré directo a la placita esa que hay en esa esquina enfrente de la iglesia, esa que tiene las cuatro estatuas. Me senté en el cordón de la vereda justo enfrente de la iglesia. Imagínese que no había nadie, serian las 4 de la mañana, microcentro, hacía frío. Un silencio total. Y en eso veo en la puerta de la iglesia, que se cae como una especie de cascote…si como un cascote. Cae desde arriba de la iglesia hasta el piso y se revienta en mil pedazos. Estalla para todas partes y hace un ruido tremendo. Y fue como instintivo, porque mire que habrá sido fuerte el ruido que me paré al instante. Me agité, me di cuenta que me agité. Mire para arriba y vi algo que se movía. Sobre la parte de adelante, donde están las estatuas. Vi algo que se movía y una estatua, la de la izquierda que se ve que estaba como rota, porque le caía polvo y como una arena de la cabeza. Pero vi la figura atrás que se movía, la vi claramente, que se movía como escondiéndose. O por lo menos con apuro, si se movía con apuro. Decía algo pero yo no escuchaba que decía. Quería saber, trataba pero no llegaba a escuchar. Y ahí pasó lo más fuerte.
Porque yo estaba agudizando el oído para escuchar lo que pasaba allá arriba y de repente se callaron o se calló aquello que había allá arriba. Nadie dijo mas nada. Y fue notorio. Como que volvió el silencio por un segundo o dos y se noto muy claramente, muy fuerte. Y asi estaba queriendo escuchar sin oír nada y de repente

“NO HAY NADA”

Me dicen del costado
y veo un tipo, un viejo, parado a un metro de mi que me mira.

Me quedé completamente inmóvil. No atiné a hacer nada. El tipo me miraba, tenia la mirada como perdida, los ojos inyectados y enormes. Tenía una camisa sucia, estaba transpirado, respiraba con dificultad.

“No hay nada”, repitió. Y me miraba en silencio, tenia como una angustia muy fuerte.

“¿Nada de que?”, le pregunté.

Y empezó a mirar el piso y movía las manos como nervioso. Dijo algo muy raro. Algo como
“Todo estaba en el Dante, cada código, como desde el principio. Todo debía estar ahí. Llegaron antes…llegaron antes…”

Ahí empecé a escuchar los pasos que venían de atrás, de la otra cuadra. Alguien corría para este lado y mire para atrás y lo vi a mi amigo que me decia, “No sabes lo que me pasó, lo que vi en la iglesia de allá, sobre avenida Belgrano, no sabes lo que pasó”.

__ Para -le digo- acá pasó…el señor está…
__ ¿Que señor?
__ El señor, el… estaba acá…
__ ¿Quién?
__ El tipo! El tipo que estaba al lado mío…
No hay nadie, Martín. No hay nadie más acá.





Al otro día me levanté y no me podía sacar eso de la cabeza. En un momento pensé que podría haber sido un delirio o algo asi. Nunca me había pasado.
Pasó el día y me fui olvidando. Por ahí me acordaba pero le busqué la vuelta en la cabeza y llegué a pensar incluso que no había pasado. Hasta pensé que era mas saludable eso.

Y a la media tarde lei el diario.

Y me quedé helado.

http://www.clarin.com/diario/2007/05/12/laciudad/h-06801.htm



Foto: Capitan de su calle

jueves, 7 de mayo de 2009

Nota a pedido



Pablo: Como te conté la ultima vez que nos vimos estoy buscando y juntando mucha información acerca de ¿Que es enamorarse o como uno se enamora? y de ¿Que es el amor? Me diste una respuesta interesante que me recordó una frase que pronunció Borges alguna vez:

Enamorarse es crear una religión cuyo Dios es falible.


Espero tu respuesta,

gracias, buenos días.


Negra:

Bueno, lo primero es lo primero. Ciertamente a Borges le sale mejor que a mi. Y más sintético. O sea doblemente mejor. Pero básicamente, algo de lo que hablábamos el otro día sobre este tema tiene que ver con que creo que el amor es fe. Por sobre todo. Fe en alguien a pesar de cualquier cosa. La fe no tiene documentos, no tiene ninguna firma que te garantice nada. Se cree o no se cree. No hay nada que acredite que la fe está ahí. Solamente se afirma en el interior de alguien y se demuestra cada vez que se puede, porque se cree firmemente en eso.
¿Como se responde a esa fe si solo hay que confiar en la palabra del otro? Bueno, confiando. Creyendo en eso. Teniendo fe también del otro lado. Avalando sin pruebas preliminares.

El enamoramiento es otra cosa. Es un paso del amor, no necesariamente el primero, pero si uno necesario. A veces las relaciones terminan antes de llegar a otro nivel de compromiso. El enamoramiento es ponerle cara al deseo. A los deseos que tenemos de todo. Es encontrar a alguien que no pertenece a ningún grupo social en particular a partir del momento en que eso aparece. Pertenece a un lugar interno único que es ocupado nada más que por esa persona y más allá de cualquier rol que pudiera ocupar antes. En esta faceta del amor, el sentimiento parece grande mas por intenso que por extenso. No importa cuanto tiempo pasó, importa como.
Claro que en el medio hay deseo, piel, sexo, química. Pero se puede tener sexo sin amor, tranquilamente. Cuando aparece el enamoramiento, aparece la primera cara del amor, y todo eso también tiene que ver con creer. Mientras más barreras se rompen, mas fluyen esas sensaciones. Cuando todo eso aparece; el devenir se manifiesta de otra manera a los ojos de los enamorados y se ven más coincidencias que desencuentros. No hay objetividades posibles. El enamoramiento fluye más allá de los sentidos tradicionales de percepción del mundo. Y el amor es la total expresión de la subjetividad total.

Después claro, los años cambian esas visiones y muestran las miserias de cada uno.
¿Cómo es posible que haya gente que se sigue eligiendo después de tanto tiempo?
Bueno, ahí empiezan a correr otras cuestiones que si bien son parte de lo mismo, no deja de ser importante mencionarlas.
Los términos de la fidelidad que los arregle cada uno con su pareja. No son un parámetro de falta de amor. Hay parejas que prefieren la monogamia, otras los amantes secretos o los secretos a voces, otras que viven de orgía en orgía. No veo razón para considerar mas amor uno que otro. También hay gente que prefiere gente de su mismo sexo y otra gente que prefiere gente del sexo opuesto. De modo que las preferencias de género o actividad sexual no resultan parámetros generales dentro del amor, sino más bien cuestiones particulares que cada pareja negociará como más le guste.
Los términos afectivos también varían según las culturas, las costumbres o las clases sociales.
Más allá de las preferencias de cada uno, hay siempre algunas constantes. La lealtad siempre aparece. Cuando el idilio terminó y vienen los momentos duros es cuando se sabe si fueron solo unas buenas vacaciones o hay algo mas profundo en ese compromiso. Eso. Un compromiso personal con el otro, más allá de cualquier unión simbólica o legal. Un compromiso con la vida del otro casi como la propia. A la par.
En medio de todo eso, no va faltar oportunidad para demostrar las miserias que todos tenemos adentro. Y tarde o temprano esas miserias van a hacerse evidentes. Y ahí aparece la otra variable importante, a mi entender. La tolerancia. De quien muestra su miseria y de quien la ve. Para cambiar y para aceptar. Si se negocian esas cosas ya se está negociando mucho mas profundo de lo que podríamos negociar nuestra vida y nuestro comportamiento en cualquier otro ámbito. Y eso también es el amor y se hace porque se cree. Sino es imposible de sobrellevar, angustiante y lleno de fracasos. Y eso ya no es amor, es otra cosa.

No es mi intención llevar esto a ámbitos religiosos. Hablo de otra fe, de la que tenemos los que creemos en algo, es decir, casi todos; pero me viene a la mente una frase que ha sido muletilla de miles de curas desde tiempos inmemoriales. Esa frase es:
“Dios es amor”
Bueno, sospecho que quien la dijo sabia de lo que hablaba. Dios es amor en tanto dios es fe. Se cree o no se cree. Después vino el merchandising eclesiástico y llevó la frase por otros lares menos filosóficos y más prácticos. No hay libros de teología con esa frase, pero si hay almanaques de panadería
Digamos, la fe es como el amor, pero poniendo la libido en otras partes. No en una persona en particular, pero si en una empresa, en una iglesia, un proyecto artístico, una carrera, lo que sea. El amor más allá de las personas y de las pasiones arrebatadas, el amor por algo, no por alguien.

Una cuestión recurrente es la relación entre el amor y la muerte.
El amor y la muerte se chocan a veces. Se juntan en historias adolescentes o criminales que se llevan a extremos, se mezclan en los discursos de los curas como punto final del matrimonio. Ya lo han contado mil literatos, eso no es novedad. Pero cuando chocan, lo hacen por la diferencia fundamental que provocan en todos. Entender algunas cosas de la muerte es aprender a descreer de algunas cuestiones. Entender algo del amor es aprender a creer en otras. Probablemente porque el amor sea una de las mas bellas expresiones de la vida.

Asi, los que saben porque han vivido, cuentan que amar tiene sus beneficios. Porque una vez que alguien ha visto lo peor de uno y aun asi cree, se sabe claramente que no puede ser ninguna cosa más que amor lo que se siente.
Puede haber sexo o no. Puede ser de pareja o de familia, puede ser por algo o por alguien, pero para ver amor de verdad, hay que hurgar mas profundo que en los vaivenes de una pareja, Porque el amor puede estar en todas partes y de hecho lo vivimos en muchísimos ámbitos casi sin darnos cuenta. Para demostrar la relación entre la fe y el amor, hay una pregunta que es ineluctable y comprobatoria:

¿Se cree en un hijo o no se cree?

¿Ya se contestó?

Gracias, buenos días.


Foto: Capitan de su calle

lunes, 27 de abril de 2009

Platón y las bacterias


Platón decía que el cuerpo era una molestia para el desarrollo de las reflexiones importantes. No puedo dar fe de lo de Platón, a mi no me lo dijo él. Además me suena un poco a comentario de Pizzería, pero dado lo que escribió el griego este después, bien puede ser que se refiriera a todas las cosas que hay que hacer en cuanto a lo físico: Baño, vestimenta, alimentación, necesidades fisiológicas, sueño, descanso, etc. Toda esa cuestión entorpecía al parecer el desarrollo del mundo de las ideas, que se supone mas elevado que la cosa carnal.
Platón vivió hace unos 5000 años en Grecia. Si bien eran gente dentro de todo higiénica en comparación a algunos de sus vecinos, también se puede decir que no eran el summum de la impecabilidad. Quiero decir, antes la gente era más roñosa.
Las necesidades fisiológicas se hacían con más libertad y por que no, detrás del matorral más oportuno. La alimentación, aunque muy elaborada en esa zona y desarrollada hasta el arte, no significaba demasiada preocupación para un pensador que no carecía de un pan blanco de trigo candeal ni de un banquete bien servido que no necesitaba cocinar él mismo. No vamos a entrar en una perorata de géneros porque no viene al caso, hace 5000 años los tipos no cocinaban. Los tipos como Platón no hacían casi nada. Más que pensar. Lindo curro, pero hay que ser muy despierto.
El largo de su cabello y de su barba nos hace pensar en un hombre que si bien no era el insocializable de Diógenes, que vivía en un barril como el chavo del ocho, tampoco era un señorito de la estética emulador de pobre diablo de Narciso.
Así y todo, parece que este tipo afirmaba que ocuparse del cuerpo nos distraía de lo esencial.
Él mismo, que escribió “El banquete”. Que loco che.
Yo no creo que Platón creyera que el cuerpo era una carga. A los fines prácticos de su teoría puede que no sirviera, pero me gusta creer que el tipo decía eso, porque en realidad sospechaba algo funesto en esos excesos.
Hoy, 5000 años después hay que hacer 4 comidas por día, equilibradas en carnes y vegetales, sin exceso de grasas ni azucares, tomar leche descremada con menos de 100.000 bacterias por mililitro y un tarrito de un lactobacilo con no-se-que defensis, comprarse zapatos y zapatillas, tener mas de dos pantalones, usar corbata en algunos ámbitos, pasarse hilo dental, lavarse los dientes, hacer buches con limpiador, cepillar la lengua, las paredes de la boca y las encías. Bañarse todos los días, usar desodorante de axilas, de cuerpo, de pies, antitranspirantes, perfumes, ropa limpia, afeitadoras y en el caso de las féminas y de algunos hombres pos modernos, cremas anti age, anti sequedad, anti grasitud, bronceantes, con un cuarto de crema humectante, con aroma de coco, con centella asiática, con menta y con eucalipto. Ah, y claro, además es recomendable el ejercicio.
Si queres cagar bien, tenés que tomar un yogurt. Si queres dormir bien, melatonina, pero lo mejor es alimentarse con fibra y tomar dos litros de agua por día. Una barra de cereales nos da el número que cierra las cuentas cuando se trata de calorías. Y parece que es mas sano alimentarse varias veces al día con cosas de bajo contenido calórico y graso. Es decir, hay que alimentarse con cosas que no alimentan.

Cuando era chico me gustaba mucho ir con mi hermano al campo a visitar a mis tíos. Nos quedábamos varios días investigando todo lo que estuviera suelto. Durmiendo gallinas, corriendo chanchos, lo que sea. No queríamos dormir mucho. Nos gustaba levantarnos a la mañana para hacer cosas en el campo. Cortar chala, juntar los huevos, darle el maíz a las gallinas, en fin, cosas de campo.
Cuando nos levantábamos, mi tía siempre tenia un jarro con leche sobre la cocina a leña, pero a nosotros nos gustaba agarrar un vaso de la alacena y correr hasta donde estaba mi tío, que a esa hora ordeñaba por segunda vez. Caminábamos entre los animales calientes y el bosterío de un tambo de chacra y cuando lo encontrábamos agachado en el medio de todas las vacas, le pegábamos el grito. Él primero nos decía buen día y nos daba un beso a cada uno. Después agarraba los vasos y nos ordeñaba la leche directamente ahí. Tibia. Y con espumita. A mucha gente le puede parecer asqueroso. A nosotros siempre nos resultó fascinante.
Y nos corríamos a un costado, ante esa mirada entre atónita y condescendiente de las vacas y nos tomábamos la leche ahí nomás, recién venida al mundo, casi como nosotros.
Eso nos alegraba la vida a los dos y a mi tío en medio del tambo y a mi tía a pesar del grito de “vengan que hace frío”.
Hoy puede que los médicos recomienden otras formas, pero a mi eso me alargó la vida, estoy seguro. Muchas cosas que vinieron después pueden haber acortado mis días. Pero eso no.
Se hace complicado aceptar algunas cosas de esta época empecinada en alargar el tiempo del cuerpo a cualquier costo.
Porque mi vida, dure lo que dure, tiene esas postales de la felicidad.
Y había cuidado y cariño y dedicación y descubrimiento.


Aunque hubiera mas de 100.000 bacterias por mililitro.

domingo, 19 de abril de 2009

TESTIMONIOS


Jorge Marulo era un escritor aburrido. Llevaba una vida asquerosa. Tenía menos pasión que una feta de fiambrín. Hacia tiempo que escribía porquerías y nada más. Es más. Nunca escribió otra cosa que no fueran porquerías. Tenía la misma vida social que un portamacetas, menos carisma que un azulejo, la sutileza de un fusil de asalto y el vuelo poético de un tapir.
Era una porquería de tipo… se daba cuenta…y el muy zángano no hacía nada.
Un buen día se sentó frente al monitor de su vieja PC y abrió una ventana de Word para empezar a relatar otra de las tantas sandeces que solía escribir. Viéndose allí sentado empezó a sentir el miedo de los escritores. El famoso terror de la página en blanco. Trató de controlarse. Respiró hondo. Cerró los ojos y los abrió otra vez. Nada. Todo igual. Intentó calmar su impotencia y su ira. Trato de sofrenar su instinto asesino. Como no pudo se reventó la cabeza contra el monitor.
En el microsegundo posterior al golpe sintió que tenía una buena idea, pero cayó babeando sobre el teclado. El corto circuito que generó lo electrificó y lo despidió violentamente hasta el otro lado de la casa. Vivía en un galpón de ferrocarril. Así que voló unos 25 metros y se estroló bien alto contra las chapas de enfrente.
Al caer pegó la pera contra una viga y fue como si una bolsa de papas diera un mortal para atrás. Cayó sobre un pedazo de locomotora que le hacia de living.
Fue en ese momento que llamaron a la puerta. Era el gordo Valija, un amigo, que venia a cobrarle la merluza que Marulo le debía.
Al escuchar solo un quejido leve en el interior, el gordo tiró la puerta y encontró el estropajo de tipo que quedaba en el galpón.
Amablemente se ofreció a ayudarlo. Lo tomó de la cabellera y lo llevó arrastrando hasta la calle, lo pateó un poco y llamó una ambulancia. Como la gente es copada y no se mete en lo que no le importa, lo dejaron tirado ahí hasta que llegaron los médicos, 45 minutos después.
__“Calculamos mal”, dijeron los paramédicos, después de agarrarle un brazo con una rueda de la ambulancia.
Acto seguido se aprestaron a cargarlo y trasladarlo a un nosocomio. Veloz transitaba el móvil por las calles de la ciudad, tan veloz, que se puso contra un bondi de la línea 39. Salió Marulo volando por la luneta cual pájaro herido y cayó en plena avenida Santa Fe, cuando cortaba el semáforo…Una sucesión de vehículos pasaron por sobre su cuerpo hasta que después de ser levantado por el aire un par de veces cayó sobre un camión volquete salvador.
El camión iba al puerto, donde dejó su carga de porotos blancos de remojo en escabeche adentro de un depósito de un buque mongol. Los porotos argentinos hacen furor en Mongolia.
Un mes después Jorge Marulo despertó en aguas internacionales.
En el terrible viaje Jorge Marulo fue cuidado por un indio wichi que conoció en el lúgubre depósito marino. El indígena había llegado a buenos aires a pasear y se subió al barco a sacarse fotos pensando que era la fragata libertad. Ahora iba rumbo a Mongolia.
En el camino se hicieron amigos, fueron descubiertos a mitad del periplo y obligados a pelar salamines caseros durante todo el viaje, se escaparon al pasar por la india y se fueron a China, caminaron prófugos de la justicia, se enfrentaron al ejercito rojo y llegaron por fin a Nepal, donde unos monjes budistas les enseñaron a respirar por el ocote y a comer salchichón primavera en otoño.
Hartos de la vida de monje se marcharon hacia oriente medio donde conocieron Uzbekistán, Kasakistan, Acastán, Acanostán y Ahorasevan. Y así llegaron al golfo pérsico. En Irak unos extraños soldados los metieron en cana por portación de cara y después de una tremenda marimba de palos, los mandaron en vuelo charter al mas áspero Guantánamo de mister Bush. Después de 6 meses de hambre y palizas, los yanquis se dieron cuenta que estos dos no tenían nada que ver con nada. Les dijeron, “gracias por sus servicios al pueblo americano” y los pasaron a balazo limpio para el lado cubano. Allí pidieron asilo y al poco tiempo volvieron a la argentina.
Jorge Marulo volvió al galpón de ferrocarril 14 años después y encontró todo como lo dejó. Acá los ferrocarriles no se renuevan mucho.
Compró un monitor nuevo y se sentó a escribir.
Y como era de esperar…al muy imbecil no se le ocurrió nada para decir.

Solo delineo un par de frases que decían así:

“Cuidado con lo que deseas, puedes electrocutarte y viajar a Nepal.
Y depende de la vida que lleves…en una de esas haces negocio”

Jorge Marulo, un inquieto personaje de…TESTIMONIOS.

jueves, 9 de abril de 2009

Anosmicos


Mmm…. Delicioso.


Olor a patas

Asqueroso olor a patas
que siento en mi nariz
como un bloque
que me golpea el entrecejo.
Es delicioso oler.
Es algo extraordinario.
Percibir lo invisible
Y saber sin lugar a dudas,
Que está ahí.
Yo no se como la gente no huele mas.
Habría que oler todo.
Todo el tiempo.
Habría que ir por la calle
con la nariz abierta como los ojos.
Para ver con los olores que cuentan.
Y al cabo de tanto tiempo degustando
el mundo por las fosas nasales,
el olfato se volvería una necesidad
ineludible e irremplazable.
Entonces, el sentido mismo se despertaría
de milenios de letargo
en los que fue dormido por la cultura
y aplastado por la civilización,
carente de instintos.
Despertaría el olfato para oler más allá
y más intensamente.
Oler a los otros,
a lo perros, a las plantas.
Pero no encima de ellos.
A la distancia.
Descubrir donde hay agua por el olfato,
donde hay seres de cualquier clase
y saber de cual.
Descubrir incluso todas las demás cosas que se huelen.
El miedo, el amor, la ira, el deseo.
Olerlos todos.
Caer definitivamente en la locura
al oler cada cosa de esas,
multiplicada miles de veces
en un estadio,
en un subterráneo,
en el centro en hora pico.
Oler el atardecer, la mañana, la lluvia, el humo,
los claveles, los alfajores, las semillas.
Oler patas hediondas,
pisar mierda solo por invadirnos la nariz.
Llenar un balde de cáscara de fruta,
oler la carne cuando está cruda,
los cementerios cuando cae la tarde,
los hospitales y los parques,
los jardines de infantes y los geriátricos,
los saquitos de te, las conservas de escabeche
los templos y los cuarteles.
Oler el mundo para entenderlo.
Anósmicos, huérfanos del olfato,
abandonado en los rincones de la evolución.
Sería bueno que no se vaya todavía
y nos deje completamente ciegos,
gobernando un mundo repleto de seres videntes.
Seria bueno que nos guíe por las feromonas y los sudores
A encontrarnos con nosotros mismos
Y con las almas gemelas que se crucen
hechas otra persona, con sus olores característicos.
Y nos sumerjamos en ese olor mezclado
Y que sea la sensación en la nariz
Lo que nos certifique
La garantía de haber hallado un sitio en el mundo
Porque, ya que tantas veces hemos dicho lo contrario
Que se vuelva frase armada, la otra cara también
Valga una vez,
mil veces,
cada vez,
para decir con seguridad

“Esto me huele bien”

lunes, 6 de abril de 2009

Malena



Hoy se surcan los cielos con colores que viajan
Hoy se ordenan los papeles en los edificios públicos
Hoy se ríen las estatuas de los próceres más serios
Se acelera la noria de los tiempos
Se exalta la sangre de alegría
Hoy los semáforos dejan avanzar en las avenidas
Y amaneció con canteros la autopista del sur
En el carril al centro
Hoy hay tregua de conflictos
Se sientan los pueblos a ver que pasa
En una pieza donde flota
La naturaleza manifiesta
Hoy hay mas latidos en 200 corazones
En dos mil
En dos millones
Hay sonrisas en los pasillos
Y aroma de flores amarillas
Y tíos estrenados que se abrazan
Y señoras que sonríen y dicen que si con la cabeza.
Hoy amanece un padre en el ocaso de una espera
Una madre deja de estar sola para siempre
Un cuerpo de vientos toca traviattas
Las marchas se detienen en el centro
Los acertijos se resuelven en segundos
Los amores se encuentran por milenios
El otoño parece haber olvidado su trabajo
Hoy el amor de ayer se hizo mañana
Los tormentos son humo que se pierde
Los dolores roces leves
Las mañanas algo con sentido
Hoy hay un hombre con miedo, de tan feliz que se siente
Hoy hay una mujer que dormita sonriendo
Hoy corren los ríos
Claman las voces
Nacen los peces y los árboles
Y continúa el milagro de la naturaleza
Su curso frenético y certero
Hoy los pronósticos cambiaron de repente
Se agregó un carril al sendero de bonanzas
Se fundió la multitud en un aplauso
Estalló la mesa en risas
Y hay más miel y menos guerra
Más piel y menos peste
Más idilio y menos derrotas
Hoy se conoce la noticia
Una noticia sencilla que esperábamos saber

Hoy nació Malena


Hoy el mundo es un poco mejor

viernes, 27 de marzo de 2009

Para cuando me toque

Para cuando me toque
Por pura simpatía con los gris
Y tratando de no rozar el melodrama
Se me ocurre anticipar algunas cosas
Que espero que sucedan dentro de mucho tiempo.
Si esto fuera a ser leído cuando ya no esté
Es menester mencionar, que al momento de escribirlo
Me encontraba, cosa mas, cosa menos
Haciendo de mi vida, lo que quería de ella.
Bienvenidos aquellos
que vengan a celebrar lo vivido.
Bienvenidos los que al final
sepan que una sonrisa por el recuerdo
es el mejor regalo que puede quedar
en el corazón de alguien.
Espero haber generado certezas
y esperanzas a alguna gente.
Espero haber sacado provecho de la vida,
Haber tomado desiciones.
De cualquier clase pero haberlas tomado.
Haber hecho todo lo posible por ser feliz.
El cielo, si hay uno,
es un mundo donde uno se va encontrando
con la gente que más ama
y se divierte con la alegría de los buenos momentos.
Hay música y se disfruta de las borracheras
sin sufrir de las resacas
más que para entender cuando es basta.
Hay poetas que leen sus obras
y pintores y cómicos
y señores y señoritas inteligentes
que no quieren ser serios.
Hay una familia cerca para cuando se flaquea
Y un abrazo a los viejos de vez en cuando
Para que sepan que uno no se olvida de nada
No hay daño porque no se molesta a nadie,
no está todo solucionado porque es aburrido.
La gente se encuentra con lo que desea y lo lleva a cabo.
Y de ese modo es feliz,
cría hijos más felices por ver padres felices
y se vinculan con lo que desean
para ser más felices cuando lleguen a viejos
y críen nietos que vean abuelos con pocas ganas de renegar.
cuando ya la vejez se llevó todo lo demás, menos el carácter
Que quede amor en las pupilas que uno mira
Y saber que se ha compartido la vida
con toda la alegria que se tuvo
Y así un dia uno se va en paz
y se da cuenta que algo de cielo ha vivido.
Y que tuvo su chance.
Espero que la ultima foto que cada uno tome de este mundo,
les traiga aire de disfrute y de belleza.
Espero que cada final que vaya acortando
la fila hasta nuestro turno,

sea con la misma sonrisa,

con que espero despedirme.




Foto: Capitan de su calle

miércoles, 18 de marzo de 2009

Trabajo


Croma says:
aloooooooo caballero
SECO… says:
aloooo señorita
Croma says:
yo todo tranqui, haciendo de todo un poco y usted?
SECO… says:
yo bien
SECO… says:
Otra vez tratando de escribir algo potable, sin mucho éxito
Croma says:
uuuyyyyyy usted dice que estoy justo en la cocina de un nuevo cuento?
SECO… says:
jajaja quien le dice
Croma says:
que interesante ja
Croma says:
tema del dia?
Croma says:
algo definido?
SECO… says:
jajaja mira, te vas a reír
SECO… says:
pero trataba de delinear una historia sobre un tipo que labura de...digamos
SECO… says:
"chat boy"
SECO… says:
ja! mira, me gusto el nombre
SECO… says:
Chat boy
Croma says:
jajajajaja........ está genial!
Croma says:
tiene datos al respecto o mas vale todo parte de un imaginario?
SECO… says:
de un imaginario
SECO… says:
el otro dia a una amiga le decia
SECO… says:
"yo no te chateo porque me guste, te chateo porque me pagan por eso"
SECO… says:
se cagó de risa
SECO… says:
y se me ocurrió que seria una buena idea
Croma says:
totalmente, me imagino un lugar y muchos trabajadores del chateo, a pleno digamos diciéndoles a los que están del otro lado eso que esperan
Croma says:
y después dándose vuelta y las típicas charlas de trabajo, pero nada que ver con lo que escriben
SECO… says:
jajajaja
SECO… says:
estaria bueno
Croma says:
y que sean trabajadores con obra social, aportes y conflictos sindicales como cualquier trabajador
SECO… says:
esta bueno eso
SECO… says:
pero yo me imaginaba algo mas chiquito
SECO… says:
un tipo sentado en la compu de su casa con decenas de ventanas abiertas una sobre otra
SECO… says:
viendo cada una y tomando el tiempo que hace que no contesta
SECO… says:
él mismo es como una maquina
SECO… says:
chatea con muchísima gente y con todos a la vez
SECO… says:
a veces hasta une un chat con otro y hace las veces de celestino
Croma says:
jajajajajja...... esta bueno, me gusta eso de tomar el tiempo
SECO… says:
claro
SECO… says:
imaginate que no puede quedarse colgado y no charlar
SECO… says:
le pagan para eso
SECO… says:
le pagan particulares
SECO… says:
gente que quiere ayudar a amigos, parientes
SECO… says:
a gente que se siente sola
SECO… says:
y el les despierta algún deseo
SECO… says:
cualquiera, pero uno
SECO… says:
la fotografía, el sexo, los autos
Croma says:
claro.......... el tipo tiene que estar al pie, pero por otro lado, esto es una duda, le importa lo que charla con cada uno?
SECO… says:
mas o menos
SECO… says:
es un tipo informado
SECO… says:
sabe de todo
Croma says:
claro todo depende el interes del que esta del otro lado
SECO… says:
para poder charlar de todo
Croma says:
claro a pleno
SECO… says:
hay dias que no le interesa chatear con nadie pero igual se sienta como quien se sienta en la compu de su trabajo
Croma says:
claro totalmente....
SECO… says:
una chica le puede interesar no?
SECO… says:
quedaria bien
SECO… says:
que espere que se conecte
SECO… says:
incluso que haya noches en las que descuide el trabajo por seguir chateando con ella
Croma says:
es decir, la chica interesada con el chat boy, y el otro que como es un trabajo, se involucra, o la deja pasar?
SECO… says:
y que reciba un par de quejas de algún cliente que sigue viendo triste a su primo
Croma says:
aaaaahhhhhhhh se empieza a involucrar
SECO… says:
se empieza a involucrar
Croma says:
si.... esta bueno
Croma says:
y que hace ahí este personaje en cuestión?
Croma says:
se involucra con una clienta?
Croma says:
le da para adelante con lo que siente?
SECO… says:
es un problema
Croma says:
si si
SECO… says:
porque a el le pagan por hacer eso
SECO… says:
y eso no lo puede decir jamás
SECO… says:
además como explica su trabajo?
Croma says:
totalmente... estaría generando una baja en los clientes
Croma says:
claro ese es el tema
Croma says:
pero me gusta el costado humano del servicio....
SECO… says:
es verdad, tiene un lado humanitario
Croma says:
porque es como un servicio de cubrir el rol de una amistad , pero virtual
SECO… says:
habria que hacer mención a otros clientes
Croma says:
totalmente
SECO… says:
no se, tipos a los que se les dibuja como un empresario
SECO… says:
o como un posible comprador de algo
SECO… says:
siempre con una foto neutra
Croma says:
como seria una foto neutra?
SECO… says:
las reposeras esas que hay, ponele
Croma says:
aaaaahhhhhhhhh claro
SECO… says:
o las palmeras esas que vienen predeterminadas en el msn
Croma says:
nada que a alguno pueda sugerirle nada
SECO… says:
exacto
Croma says:
si si....
Croma says:
bien
SECO… says:
y el tema de las fotos trataría de estirarlo lo mas posible
SECO… says:
no mandaría fotos sin ser precavido
SECO… says:
tiene que buscar fotos según el gusto del cliente
SECO… says:
incluso para algunos clientes talvez es mujer
SECO… says:
y debe buscar fotos de mujeres
SECO… says:
puede ser cualquier cosa desde ahí
SECO… says:
desde su compu
Croma says:
claro, quiza poner como excusa el no mandar fotos
SECO… says:
claro, para muchos serviría
Croma says:
como que el anonimato despierta mas la imaginación y la curiosidad
SECO… says:
Eso… mira que bueno
Croma says:
y sea como objetivo del servicio prestado
SECO… says:
claro pero los que chatean no están enterados eh?
SECO… says:
nono
SECO… says:
el servicio lo contrata un tercero
Croma says:
claro....
SECO says:
el trabaja de incógnito
Croma says:
aaaaaaahhhhhhhhhhh esta bueno!!!!!!
Croma says:
un amigo , que se lo contrata a otro
SECO… says:
entonces fabrica la persona que quiere, según el cliente, sus gustos, lo que averiguó que prefiere
Croma says:
o uno que se quiere sacar a su chica de encima.... puede haber distintos motivos
Croma says:
a plenoooooo
SECO… says:
claro! por cualquier cosa lo contratan
Croma says:
totalmente
SECO… says:
por eso puede ser mujer, empresario, doctor, lo que sea
Croma says:
una especie de simulador virtual
SECO… says:
claro
SECO… says:
mas simulador aun
SECO… says:
un simulador que además es virtual
Croma says:
totalmente........
SECO… says:
dos simuladores en uno
Croma says:
inclusive, tiene una historia diferente para cada cliente....
SECO… says:
claro
Croma says:
esta buenísimo
SECO… says:
pero...
SECO… says:
con la chica esta no puede
SECO… says:
le jode admitirlo pero le gusta
SECO… says:
imaginate que develarle algo seria catastrófico
Croma says:
claro no, eso es impensable
Croma says:
pero que hacer?
Croma says:
esta muy bueno el conflicto
SECO… says:
y es dificil resolverlo eh?
Croma says:
No le puede decir la verdad
Croma says:
Pero deberia romper el statu quo si quiere que algo cambie en esa historia
SECO… says:
ojo, no puede largar todo
SECO… says:
gana muy bien por eso
Croma says:
Claro. Y después si se inicia una relación, como le explica de que trabaja a su chica?
SECO… says:
hay gente que paga mucha plata
Croma says:
obvio
Croma says:
No. Impensable que deje el trabajo
SECO… says:
lleva la vida que quiere
SECO… says:
le va bien
SECO… says:
tiene su rincón de trabajo con una compu que es un avión
Croma says:
pero claro, el sigue siendo su chat boy, pero si arma un encuentro que parezca casual, ella no tiene que saber que el chat boy y ese encuentro que tubo en la vida son la misma persona
SECO… says:
ah...esa es posible
SECO… says:
no se...
SECO… says:
tendria que trabajarlo
SECO… says:
pero ya salió un montón eh?
Croma says:
es verdad! buenísimo!!!!
SECO… says:
muchas gracias!!! Me re sirvió
SECO… says:
te molesta si uso algunos datos que salieron de esta charla?
Croma says:
nooooo..... al contrario.....
Croma says:
me encanta estar en la cocina de un cuento!
SECO… says:
buenisimo genial
Croma says:
bueno caballero, me parece que ya es hora de dormir
Croma says:
me alegra haberle inspirado algo
SECO… says:
mas me alegro yo, señorita
SECO… says:
viste..yo te dije al principio de la charla "quien te dice..." podía ser la cocina de un cuento
SECO… says:
y era asi nomas, creo que me sacaste de la sequía.
Croma says:
jajaja
SECO… says:
me animaste bastante eh? Vengo con días un poco difíciles. Ahora me dieron ganas con esto
Croma says:
Buenísimo, vaya. Mañana me mostrás que salió.
SECO… says:
dale
Croma says:
Dale, hasta mañana
SECO… says:
hasta mañana.





Croma cerró esa ventana. Era la última de la noche, antes de dormir. Se sonó el cuello y estiró la espalda. Demasiadas horas frente a una computadora. Se miró las manos, pensó que debía arreglarse las uñas y trató de encontrar tiempo en la agenda mental. Fue a la heladera a buscar agua y volvió al monitor tomando del pico de la botella. Le llamaba la atención ese tipo. ¿Algún juego que busque sacar de mentira verdad? Debería ser mas precavida, el editor paga bien y no es un cliente para perder.
Bien pensada la idea. Igual omitió un detalle con el que talvez se va a encontrar al desarrollarlo. No es un detalle menor. Debe tener un nombre neutro. Que pueda ser cualquier cosa. Volado, técnico, hombre, mujer, drogado, ejecutivo, apellido, apodo, cabala.


Croma es un buen nombre para eso.