domingo, 21 de junio de 2009

Mi viejo


Que podría decir de mi padre alguien que lo conociera…?
Bueno…un tipo raro, callado a veces o verborragico al extremo. De intereses difusos y ningún hobby, morisquetero, matero de ley, amante de la radio, entusiasmado con las discusiones, siempre calmo cuando todos enloquecen. Un tipo común.
Pero cuidado, un tipo de los enteros, de los de la mejor madera.

¿Que puedo decir yo de mi padre? A ver…

Yo era chico. Jugaba con mi papá. Hacíamos morisquetas y yo inventaba pavadas una detrás de otra. Mi papá jugaba a que se enojaba con eso y yo insistía hasta que me decía la frase:

“Noto con tristeza, que continua en la pavada”

Y yo me meaba de risa porque me sonaba a una frase de “grandes”. Como una forma elegante de decirle a alguien que era un pelotudo.

Por supuesto, cuando yo era chico amaba ver al negro Olmedo y durante años, no relacioné que esa era la frase que Portales le decía a Olmedo en “Álvarez y Borges”.
Resulta que después terminé haciendo humor.
Que vaya eso como muestra de que no todos los mandatos son malos.

Mi papá se pasó toda la vida soldando fierros y así, soldando uno con el otro, mandó tres hijos a estudiar. Mi papá me explicó qué era una guerra mundial, quien era el Che, Aníbal Barca, Alejandro magno, que pasó en las Termópilas, qué es un dictador, qué significa inflación, quien inventó la radio, quien es Humphrey Bogart o Edmundo Rivero, quienes son los beatles y que es el rock, como vuelan los aviones, por que el cielo es celeste, como funciona un piano. Para mí, cuando yo era chico, mi papá sabía todo. Después entendí que no sabia todo, tenia miedos, luchaba. Para eso tuve que aprender que es no saber, que es tener miedo, que es luchar.
Mi papá me explicó que no se le puede cortar la esperanza a nadie. Que se lucha por lo que uno sueña de uno mismo, que hay que tener paciencia con las cosas, que el que se enoja pierde, que siempre puedo contar con él.

Hay gente que pasa por tu vida y te marca. Gente que quiere decirte algo más allá de lo que dice.
Hay alguna cosa que te esta queriendo mostrar el universo cuando esa gente está. A veces es más sutil aun. Pasan y dicen con los actos. Y no caben dudas de nada. Por raro que suene quiero creer en eso, aunque eso de creer no me salga bien en estos días.
Vos, viejo, crees. Crees más que yo. Tenés mas fe que yo, te lo juro, lo veo. Vos que por años deberías estar más cansado tenés mas fuerza todavía. Vos que a veces no entendes la fe de palabreríos, y te zambullís entre los ateos tomando carrera. Vos armaste tu familia y tu vida y luchás por causas. Eso es creer. Yo no creo en casi nada, viejo. No se por que pero perdí la fe. Como en los tangos. No me asusta tanto, me parece que es natural que esté pasando. Un año tras otro te voy entendiendo más el sesgo de sombra. Tiene que ver con la vida nomás, eso aprendí. Podría enumerar una lista larga de tus errores, pero ya son cuenta saldada. A veces hay que volverse hombre y tomar algunas desiciones, para entender por que otro hombre tomó las que tomó. Hay peleas que uno se toma en serio o las pierde. Y a vos, fuera como fuera, siempre que sonó la campana, te encontró de pié.
Ahora recién me está volviendo de a poco la capacidad de asombro con algunas cosas. Despacio, todo tiene su tiempo. Yo en mis primeras resurrecciones y vos curtido ya de tantas vueltas. No está muerto quien pelea, eso también me lo enseñaste vos.
A veces me iría hasta allá nomás para decirte que te entiendo viejo, que te quiero mucho, que todo va a andar bien y que se que siempre diste todo lo que tenias. Y eso es lo máximo que se puede pedir de una persona.
Las cosas salen bien o mal y hay momentos extraordinarios y otros que no se elijen pero hay que vivirlos. Vos estuviste en todos. Más me apoyaste cuando menos me entendías. Incluso cuando yo no te entendía a vos. Y hay que ser muy hombre para bancar a un pibe que no se quiere dejar ayudar. Bueno, asi es la juventud viste, que te puedo decir…
A veces solamente quiero sentarme a tomar unos mates con vos en la cocina y mirar televisión y hablar de pavadas. Con eso basta. Darte un abrazo, ir al negocio, tomar una cerveza en el patio, cortar el pasto. Esas cosas nomás, con eso sobra. Puede que no sea de lo más profundo pero sabé que me hacen tan bien como a vos.

Ayer fue el día del padre y yo quería decirte algo. No se si es todo lo que tengo para decir pero por lo menos espero que sea un buen botón de muestra.
Ya se que a esta altura de las cosas no va a cambiar nada, pero no viene de mas poner en palabras algunas verdades. Y si hay verdades comprobables en mi vida, una de esas sos vos.

Te quiero mucho papá.

Estoy orgulloso de ser tu hijo




Foto: Mi viejo tocando el acordeón

10 comentarios:

Romina E. dijo...

Conmovedor al extremo. Me encantó la foto...
Saludos!

Morocha dijo...

Mis padres me decían que cuando empieza a vivir algunas de las situaciones que ya pasaron ellos, comprende muchas cosas....y creo que es lo que te está pasando a vos.
Y, haceme un favor...cuando tengas ganas de ir a tomarte uno mates con ellos...no dejes pasar el momento.No lo dejes pasar.
Cariños

MOMENTOS DE LA VIDA dijo...

Me has hecho emocionar, un texto muy lindo!! en un punto somos algo parecidos, en pensar que algo tan simple como tomar un mate y sentarte a charlar de cualquier cosa es mas importante!! tampoco creo mucho y menos en frases hechas!!" cuando vos vas yo ya fuí y volví" Por sus miedos tratan de hacer lo imposible para que no sufras, no te equivoques y eso recien con el tiempo y la distancia lo entendes!
Hay que vivir sin tantos apuros, que la vida es una, disfrutando de lo que nos hace bien y a mí me hace bien, pasar el tiempo con mi familia!!
Pablo te dejo un gran beso!!

Alin dijo...

ay bolú me hiciste llorar!!!!!!!!! y esa foto tal cual la imagen que me imaginaba cuando me contabas de esas situaciones. Disfrutalo, debe ser hermoso tener el papa que tenes.
beso y abrazazo!

La Rubia dijo...

Ups, se me nubló la vista, estos anteojos nuevos....

saludos Pablito

Stella dijo...

Y así, de sombras y luces están hechos los padres. Es importante que los hijos puedan verlas y entenderlas y si de ellas pueden aprender, mejor aún.
Los padres cometemos muchos errores, nunca se camina sobre seguro. No hay una formula. Pero si hay buena intención todo es comprensible. Nos pasa a los padres y te pasará a vos, con suerte.
Que tu padre te haya dado la libertad y el apoyo, aún sin entenderte, me parece un gran acto de amor. Y que vos ahora puedas verlo me parece maravilloso. Como maravilloso me parece que puedas recordar la risa compartida con tanta ternura.
Muy bueno este escrito capitan, seguro que su padre también se sentirá orgulloso. Abrazo!

Zippo dijo...

Me hiciste llorar, hijopú.
Qué bueno, haber tenido una persona que te enseñe de sus aciertos y también de sus errores.
Feliz día del padre para todos!

Guadalupe Llovet dijo...

Se me pianto un lagrimon!!! La pucha digo....
Beso...

faB dijo...

nose como llegue aqui, pero es muy conmovedor lo que escribiste. Lastima que no pueda pensar igual sobe mi padre. un lagrimón se ha pintado frente a esta pantalla. lindo, muy lindo...

The Raven dijo...

Con un nudo en la garganta te doy las gracias por regalarnos tan emotivas y sentidas palabras. Me gustaría decirles a todos aquellos que lo tengan con vida, que es verdad que siempre es el día del padre, sólo que algunos necesitan de esta fecha para tener la oportunidad de decir “te quiero viejo”. Hagan la prueba, sean demostrativos a cada instante, compartan mas cosas con ellos, disfrútenlos! Y aquellos que estén distanciados por x motivos, sepan que todos tenemos errores y el que sea nuestro padre no le da motivos a no equivocarse. Gracias a Dios yo le puede decir muchas veces que lo quería, pero siento dentro mío que me quede corto, se lo extraña horrores pero me queda el dulce recuerdo de todos los momentos que vivimos.
Un abrazo pablo y como siempre, un placer enorme leerte!!!