viernes, 30 de mayo de 2008

Estimado Lector

Prologo:
Esta carta debe ser leida en voz alta y rapidito.
Muchas gracias.

Estimado Lector:

No tengo ganas de escribir. Quiero decir, si tengo ganas. Pero no me sale nada. Me siento y me pongo las pilas y garabateo cosas y nada de nada de nada sale.
Rebusco en mi cerebro las posibilidades. A veces leo cosas y recuerdo la sensación de escribir. Las sensaciones. Creo que lo que no tengo es eso. La sensación que me suelte. Que me permita escupir lo que quiero decir en una pagina y listo, que tanto. No se que cosa hacer con esto. Quiero subir algo, decir algo, tratar de mancomunar ideas y conceptos y la mierda brota de mis dedos. No hay nada interesante. No hay mucho por decir en este momento querido lector. Aprecio enormemente su voluntad y su perseverancia. Sus ganas de leer y su paciencia para con este escritor no tan iluminado que digamos. De verdad yo quisiera regalarles una prosa que los emocione, un texto que los remita a su infancia, a sus amores mas profundamente guardados y al final solo termino escribiendo por la misma cosa.
Esa cosa es…
A propósito y antes de largarme a monologar quisiera decir también que a veces lo auto referencial se me cuela, pero que no es mi intención escribir un relato biográfico. Hay mucha ficción en esto. Muchisimo. Claro que uno no se va a soltar de lo que piensa o siente sobre la vida pero bueno. Se pretende otra cosa.
Yo pretendo otra cosa, por lo menos. Otra cosa literaria digo. Pretendo contar historias, hablar sobre temas diversos, reflexionar sobre la vida y sus cuestiones. Siempre termino hablando por lo mismo.
Es que me gana siempre la… el…
Y que no se entienda esto como una confesión desesperada eh? No. Es un relato común y corriente que no dice nada y usted lee pensando que llevará a algún lado y que terminaré confesando la gran cosa. Pero es como un tamiz. Todo pasa por ese tamiz. La inspiración es una cosa rara. A veces uno siente que aparece y a veces nada. Dicen que la inspiración es mas un mito que otra cosa, bueno…puede ser. Pero cuando escribo algo que siento de verdad se nota. Yo mismo puedo darme cuenta, dentro de mis limitaciones literarias, que ahí donde hubo un sentimiento real hay cierta calidad que en otros lugares de mi escritura no.
Por que al final… uno escribe de…por…
Si usted supiera. Es una pavada eh? No espere la gran cosa. Recién sin ir mas lejos me puse a corregir faltas de ortografía de este texto sin dejarme llevar por la fuerza arrolladora de las musas. Es que no hay musas. Ni una. No aparecen. Ahora me cuelgo con un documental de Pterosaurios. A quien le importan los Pterosaurios no? Pero que bárbaro…un reptil. Como un cocodrilo pero volador. Raro no? Si…
Bueno, decía… la cuestión de la escritura es que… al final de cuentas.
Quiero decir. Uno va por la vida con esto del rollo de escribir y la inspiración.
A alguien se le ocurrió lo de la inspiración y los demás lo siguieron porque se dieron cuenta que cuando escribís y realmente te pasa algo entonces es por que estas inspirado.
O fue al revés.
También no? Podría ser. A nadie le pasaba nada pero cuando cayó el primer estupido con el rollo de la inspiración todos empezaron a ver lo que nadie vio nunca. Y dijeron que estaba ahí. Entonces los que vinimos después sentimos que existe. Y listo. Si…también podría ser asi.
Al final de cuentas…escribir. Que es escribir? Poner una letra al lado de otra y armar palabras que unidas por intervalos regulares arman oraciones y luego párrafos…
Si… podría ser.
Pero bueno, con ese concepto “Las alegres comadres de Windsor” son solo medio kilo de papel y un par de litros de tinta.
No claro… a mi lo que me pasa con esto de escribir es…
Bueno basta. Sépalo querido lector.
Lamento enormemente decirle esto pero es la verdad. No quiero mentirle. Yo se que usted pone voluntad y no entiende adonde quiero llegar y se esta diciendo ahora; “Que neurótico! Por que no habla de una buena vez???” Y yo se que tiene razón. Lo se.
Bueno. Ahí va.
Yo no escribo por usted.
Perdón. No puedo creer que lo dije, perdón. Usted que mira estas palabras es importantísimo en este proceso. Es fundamental, no se me vaya a enojar eh? Es hermoso que usted tenga ganas de leer esto y que lo aprecie de algún modo pero debo revelarle la verdad de todo escritor. Bueno, no hablare de los otros, me haré cargo.
Mi realidad.
Yo…escribo porque lo necesito. Es asi. No se por que, no me pregunte, yo quisiera que fuera mas moderado y menos tedioso. Yo quisiera darle las lágrimas que espera, las sonrisas que lo muevan a ese lugar tibio del alma que tocan algunos escritores. Yo quisiera de verdad ser mejor para usted, pero soy esto para mí. Y de verdad necesito decir. En palabras escritas. Contar lo de los marineros en verano, lo de las putas en los ascensores, lo del peluquero y su novia, lo de la parejita del quinto, lo del microcentro sin luces y esto y aquello y aquello…
Se que en este momento ya usted esta harto de este texto tan largo.. Menos mal que usted se suma a mi juego por que la verdad seria horrible esta manía sin lectores.
Le agradezco su paciencia y espero sinceramente que esta confesión no resquebraje una pulcra relación como la que tenemos. Y ya que hemos llegado al colmo del ridículo, de la charlatanería, del palabrerio cursi, déjeme coronar esta diatriba absurda con una cereza que lo decidirá seguramente a creerme por fin un botarate sin remedio. Pero bueno…

Cada vez que necesite leer algo en la oficina, en la sobremesa de su escritorio, en su casa por la noche, en el locutorio, en la bañera con la notebook, en la casa de un amigo, bueno, cada vez que necesite leer algo, sepa que allí estaré escribiendo. Porque lo elijo, porque tengo ganas.

Me encantaría que lo haga por lo mismo.


Gracias a usted por estar.

5 comentarios:

María dijo...

de nada..en realidad, gracias por abrir la puerta para ir a jugar.


y dejarme pasar

Pablo dijo...

De nada! Gracias a usted.

ConVerC dijo...

gracias!!! me pasa algo parecido...

Pablo dijo...

De nada!
Fuerza que ya va a venir la inspiracion!

Tiburina dijo...

¿Esa necesidad de escribir la pueden tener solamente los que tienen el don? A mi me gusta escribir, aunque claro no me sale tan bien...todavía no se si me sale siquiera.