martes, 17 de febrero de 2009

Testigo

CAUSA: PALACIO BAROLO
TESTIGO: ALBERTO GOMEZ RUIZ
EDAD: 42 AÑOS
PROFESION: EMPLEADO DE SEGURIDAD
ESTADO CIVIL: CASADO
HIJOS: DOS
ESTUPEFACIENTES: NO
ALCOHOL: NO
TABACO: SI
ANTECEDENTES: NO

______________________________________

Como empieza este relato? Empieza desde el principio. Desde donde corresponde que comiencen las cosas. Porque usted esta mezclando todo y no me entiende. Escuche y después pregunta. Yo en la parada del 180. Solo. Saliendo del trabajo. Soy seguridad en una parrilla. Y como son las coincidencias ¿no? Las de cualquier noche. Como son los imprevistos que pasan a veces. Yo perdí otro colectivo que pasó sin frenar y me quedé esperando ese.
Ahí en medio del silencio, sentí el ruido.
No tengo explicaciones demasiado verosímiles para lo otro. Por lo menos no para llevarlas a palabras. El caso es que el pasaje es uno de buenos aires de los que se han visto tantos y tantas veces. Vio lo que es. Un pasaje normal.
La luna era grande. Iluminaba todo.
Me acerqué con cautela. No podía ver bien que era ni como pero me llamó la atención.
Miedo? Por supuesto. Pero el montículo en la sombra rezongaba con vos no muy gruesa y supe que no era ni un perro ni ningún otro bicho.
Había margaritas en el piso. El espacio olía a flores. Era un olor dulzón y fuerte. Flores de esas grandotas con los pétalos marcados. Y claveles. También había claveles.
Me vino a asustar hasta el ruido del colectivo cuando frenó en la otra calle. Si claro. Miedo si. Y mucho.
Agarre la punta de la tela negra del piso y despacio la empecé a correr. Era una tela suave y se deslizaba fácil. Empezó a aparecer la imagen de una mujer abajo. Una chica como de veintipico. Con ropa común. Una remera, Jean, zapatillas de las de lona.
Estaba sangrando. De la frente un poco y tenia las manos con sangre también. El rezongo que escuchaba yo no era un pedido de ayuda parece. Era la respiración. Respiración de muy agitada. Respiración que se exhala con voz.
O por ahí si, por ahí pedía ayuda pero como sin querer. Como hace la gente orgullosa. Se me hace que era de carácter fuerte la piba.
Por la sangre no eh? Se me hace más por el momento en el que abrió los ojos.
Ahí le vi la mirada. Pensé que estaba casi desmayada pero los abrió de pronto como si volviera de un soñar algo; de repente. Se abrieron grandes al principio y después se fijaron en la oscuridad y fruncieron el seño.
Se vio fuerte. Tal es asi que hasta retrocedí un poco.
Se levantó despacio mirando a todos lados a la vez. Como buscando pero sin mirar. Y entonces me di cuenta. Estaba oliendo. Estaba buscando un olor. El olor de algo o de alguien.
Yo pensé que era por las flores. Era penetrante.
Levanté un clavel pisoteado y se lo mostré.
__”Son flores”, le dije. Se dio vuelta rápido y me miró fijo a los ojos. Levantó una mano y la puso abierta casi delante de mí. La veía respirar. Respiraciones largas. Buscando un olor particular. Como queriendo atravesar la pared dulce que se metía por la nariz y buscando mas allá.
En un momento se quedó quieta y con la mirada fija arriba, en el aire.
__”Ahí viene” me dijo
__” ¿Quien viene?” le pregunté
Me agarró del hombro, estrujando mi campera y me dijo
__“El ojo”
Después no se bien que fue lo que pasó, porque creo que ella me empujó del hombro contra la pared y se tiró ella también. Y ahí apareció un ruido descomunal. Como si viniera un avión. Asi de fino, pero mas irregular. Como un chirrido de quejas. Un desperezarse y gemir que se repetía de formas distintas y empecé a ver que delante mío pasaba una especie de nube invisible. Digamos, como el efecto que hace el aire cerca del fuego. Como esa imagen distorsionada que se genera a través del aire caliente. Asi era todo. Como una nube de eso. Pasaba a mucha velocidad. No podía darme cuenta por lo que veía sino por lo que escuchaba en ese grito y por el viento que se levantaba en el pedacito de pasaje en el que estábamos parados. Pegados a la pared.
El silencio cortó todo.
El viento, la nube, el grito agudo.
Todo se cortó como con un cuchillo.
La nada fue inmensa y pacifica por uno segundos. Caían gotas y las veía como en cámara lenta. Redondas, perfectas. Papeles giraban en el aire y podía ver nítido cada movimiento
Y de pronto todo volvió a ser normal y rápido y olvidado de esos detalles que son una generalidad inconmensurable de particularidades. Eso sentí en ese momento. Que me perdía de todo eso todo el tiempo. Que pasaba y no podía verlo de tan rápido que pasaba. Me di cuenta que llovía ahora y que estaba en ese callejón. Y una mano me agarró del pecho y me empujó.
Me acercó a su cara. Y me dijo:

__¿Donde está el edificio del Dante?
__¿El que?
__ El edificio del Dante. Es la puerta.
__ No se…no se donde.
__ PENSÁ!!! Un edificio hecho para el.
Yo no sabia que me estaba diciendo. Buscaba y no encontraba nada. El Dante…el Dante…edificio, hecho para el Dante, la divina comedia… inspirado… edificio
__ EL PALACIO BAROLO! Grité.
__ Eso. ¿Qué calle es esa?
__ ¿Esa? esa es…


Y cuando me di vuelta, no estaba más.
___________________________________





Foto: Capitan de su calle

14 comentarios:

María dijo...

¡´Ta que te remil parió, Picotto!
¡Quiero más!
Sos un capo, sabelo

Alin dijo...

uauu, muy bueno, muy dinamico
beso!

Anoia dijo...

MUY copado.
Te vi en mis mails de Comunarte!
Beso.

Cherry Lips dijo...

Tranquilamente podría ser una leyenda de Buenos Aires.

Besotes capitan!

Marianoa dijo...

Picotto, se confunde el trazo de tu pensamiento con el de michael crichton.ojala puedas escribir entonces novelas como parque jurassico, la esfera, la amenaza de andromeda, y serias un best seller. aunque por momentos siento que estoy leyendo el entierro prematuro de edgar alan poe; te dejo entonces mis augurios de GRAN ESCRITOR.

Capitana del Espacio dijo...

Como siempre, un excelente texto!
Te dejo un beso!!

Rapote dijo...

Me gustó mucho Pablo. Uno de los mejores -que es mucho decir- de los tuyos que leí.

Ojo al choreo che... Registrá, meté una "Creative Commons". O las dos cosas.

Un abrazo,
Rapote

Zippo dijo...

Coincido con Rapo. Estas joyas no pasarán desapecibidas por mucho tiempo. Cuidá tu inmenso genio, monster.

Stella dijo...

Donde estaba esa mujer hasta que llegó allí? Que buscó por siglos enteros?.
Acaso la mano del Dante que la llevara al paraíso?. acaso era Beatrice sobre una alfombra de rosas que contienen un alma en cada pétalo?.
Sería aquel el ojo de la inmortalidad que la llevaría a lo divino?.
Quiero pensar que sí. Quiero pensar que errante buscó por el mundo el lugar perfecto para empezar a vivir después de todos los tiempos junto a su amante.
Y quién le dice Capitan que, si ese edificio fué hecho con tanta pasión para que descanse el Dante, no esté allí su espíritu, aunque más no sea por una cuestión de lealtad.
Digo...no sé.
¡Me encantó!!!!!

María dijo...

Me acordé del tema " Los Sobrevivientes", de Serú Girán, en la parte que dice: vibramos como las campanas, como iglesias que se acercan desde el sur..." eso siempre me fascinó y me asustó en igual medida.
Y vos sabés que lo que asusta y fascina al mismo tiempo ( como el mar un día de tormenta, como el amor cuando llega, como esas cosas...) termina llenándonos los ojos y las ganas

Anónimo dijo...

Alooooo caballero:
La ceguera interna que nos paraliza, nos detiene, porque la velocidad no siempre es movimiento, nos quita la capacidad de asombro, el miedo como un efecto adyacente por estar uno fuera de si, que nos lleva, como usted dice a buscar sin mirar, a mirar sin ver. ¿Se necesitan de los ojos para poder ver? Mi pregunta… ¿Qué es aquello que necesitamos ver? Vivimos siendo testigos de lo ajeno, pero nos perdemos de cualquier acontecimiento ocurrido dentro de un mundo interno, donde también crecen las margaritas y los claveles, pero donde también podemos encontrarnos con un ser acurrucado vestido de manera común, casi como uno mismo, sangrando, con la respiración agitada ¿rezongo, respiración que se exhala con voz? Linda forma de despistar claramente la necesidad de pedir ayuda, lo que me hace pensar en lo estériles que nos volvemos, que nos vestimos de un orgullo sin precedente, por miedo a dejar a la vista nuestro perfil mas vulnerable, teñimos nuestra mirada de una fortaleza que se desvanece ante el mínimo silencio, donde todo se corta y desaparece ¿mágicamente? Hasta llegar a la nada, el mejor punto de partida… Es ahí a donde intento pararme cada día y arrancar sin pensar de donde vengo, ni hacia donde voy… Tal vez de tanto intentarlo algún día lo logre… Como siempre un placer leerlo,sus imagenes un verdero viaje. Cada uno al tomar contacto con sus palabras inicia un rumbo diferente, lo bueno es que sus palabras son como un trampolin y cada uno al leerlas decide hacia donde saltar.
Que estes bien.
Silvia Levy.

Pedro dijo...

Pablo: hace un tiempo que te leo (por recomendación de una amiga) y la verdad es que está bueno lo que escribís.
A veces podés sonar casi obvio. Pero en post como estos, me descolocás y sorprendés.
Eso me gusta
Salud!
Pedro

Amnesis Poética dijo...

Me encanta como describe cada escena, genera un clima de miedo y tensión, pero las ganas de seguir leyendo son más fuertes.
Saludos!

Pablo dijo...

Maria: Jajajajaj bueh oiiigaaa! Que no es para tanto! Me alegro que le guste, va a haber mas, claro. este año viene con cosas nuevas. Ya vino mauricio cartoon, ahora estos cuentos que me gustan.
Aqui estaremos, gracias otra vez.

Alin: Muchas gracias señorita, la llamo en estos dias para compartir unos verdes. le parece? Besos

Anoia: Muchas gracias. Siii! Di clases en comunarte. Por eso estoy ahi, esta bueno el lugar no?

Cherry: ya...ya...despacio. Pronto lo serán. Vamos...hay mil cosas que lo son, por que no esto? tiene el toque justo. nadie sabe de donde salio, el autor no es conocido, se lo escuchaste a un amigo de un amigo... ¿Por que no? :)

Marianoa: Gracias querido mariano. No es una vision tan objetiva la de mi Primo, pero vale y se acepta como un gran cumplido. Salud por allá, a los poetas del sur del mundo.

Capitana: gracias Capi! Ahi me paso por allá a ver que nos dejaste esta semana, Besos!


Rapote: Viniendo de un blogger como usted, un especializado, es mas que un halago,sepalo. Y claro, ahi estaremos regristrando, como creo que deemos hacer todos hasta qe se regularice la bendita ley digital, a ver si se nos tira una soga una vez no? Un abrazo

Zippo: Bueno muchas gracias doctor. Se aprecia el gesto. Lo miso le digo a usted, registre. Que no se le pase a otro blog una obra sin que figure su nombre. Asi no vale che.


Stellita: Todo lo escrito vale y es bueno que asi sea, pero lo que mas me gusto es la parte de "Quiero creer que es asi".
Eso es impagable mamma.


Maria: Tome nota. "Termina llenandonos los ojos y las ganas" es una frase hermosa. dejela dar una vuelta por su blog.
A veces lo mejor de escribir, es lo que escriben los demas con eso. Besos!

Silvia: Alooo señorita!!! Menos mal que volvió. temí que hubiera olvidado el barrio. Recien le comentaba a Maria que a veces lo mejor de escribir es lo bueno que uno lee despues. Lo que otros hicieron con eso. El tuyo Silvia, es un ejemplo mas que claro.

Gracias por eso.


Pedro: Hola Pedro, bienvenido a los comenatrios de este lugar. Sentate que esta lindo. Gracias por lo que decis y gracias por leer estas palabras. veo que tenes un blog, voy para allá. Un abrazo

Amnesis: Muchas gracias ! Que bueno recibirla por aqui doctora, gracias por el cumplido. Ah! Y muy bueno lo ultimo que publicó. De verdad.besos!


Muchas gracias a todos por pasarse por acá y dejar unas lineas. Disculpen la tardanza pero estar sin internet complica un poco el asunto.

Estamos trabajando para usted.

Un abrazo