jueves, 30 de octubre de 2008

Al aire libre



El la esperó en un rincón de la calle mojada y despojada casi de su día en la oscuridad mas perdida de la ciudad. La esperó con los crisantemos y el calor. La esperó con la lluvia y las ganas. La esperó por los días que fueron ardor en otro tiempo. La esperó con un nudo en la garganta. La esperó llegando al límite de él mismo.
Cerró los ojos despacio y los abrió apenas otra vez para ver lo que dejaba ver la lluvia. Ahí, al aire. A la libertad del aire. Cuando el gris de la tarde larga era mas que todo. Cuando gana el agridulce de corazones por sobre los otros sentimientos. Ahí la esperó en la libertad. Como esperaba el aire, también libre, que ella lo atraviese y se le acerque. Que ella elija y le de rienda al galope del pecho que le hacia respirar hondo de vez en cuando, para recuperar el aire.
Ahí se miraron desde lejos sabiéndose uno sobre el otro con tanta fuerza…tanta…
Como si los uniera el calor de la calle y la humedad al calor de antaño.
El pensó que no soportaría más lo que sentía. Ella se supo frente al hombre que la descubrió de entre todo el resto de la gente, el que la supo única.
Él, frente a la mujer que lo hizo mas y mejor.
Y entre tanta fuerza en el medio. Tanta que nada a no ser el aire y el agua hubiera pasado por entre ellos que se miraban a la distancia. Entre tanto sin decir y tanta vida, la locura dejo paso al sosiego y se supieron a un paso de la libertad y la belleza. Y a veces eso es algo que no se puede soportar, de tan grande.
Entonces ella se dio vuelta y se fue. Caminó despacio por donde vino y se dejo llevar por la inercia, casi sin poder entender la tristeza que la lastimaba. No se dio vuelta ni miró más lo que le tocaba la espalda todavía.
La vio caminando. Supo que una parte de él se había vuelto aire para siempre. Y la dejó ir.
La dejó ir.
Y supo también que no volvería nunca más a ser lo mismo, que una sonrisa menos tendría justificativo, que el agua correría como corría esa noche para los dos. Supo que no era más que viento y humedad. Traspolado en naturaleza por un instante, se sintió débil para hacer cualquier cosa que no sea dejar quietas las rodillas y esperar que todo pase.
Un rato después, cuando ya se perdió la imagen de esa espalda y ese pelo en la calle oscura, atinó a moverse otra vez.
Y en el movimiento casi oyó el nunca más que había llegado.


Todavía siente que algo le tira adentro cuando se acuerda de esa tarde al aire libre.
Foto: Robert Doisneau

13 comentarios:

rositas dijo...

A los que nos gusta escribir los dolores nos inspiran más que las alegrías,los sentimientos fluyen por nuestros dedos más fácil siendo torrente que no podemos dominar, por eso a veces necesitamos de esos sacudones que nos dá la vida, para sacar lo mejor de nosotros...

rubiaa dijo...

"...y le de rienda al galope del pecho que le hacia respirar hondo de vez en cuando, para recuperar el aire"
Es increíble lo que sabés de sentimientos, se nota que lo sentiste, sos un hombre afortunado.


"Y la dejaste volar, y tus ojos lloraron hasta doler, pero solo tu sabias que asi tenia que ser..."
Asi dice una linda canción.

Triste y lindo.

saludos!

Maria "C" dijo...

Atinadísimo el comentario de la Rubia Beyeza Babilónica. Sos un hombre afortunado por conocer tanto sentimiento. Y ni hablar la suerte que tengo yo, que además, te puedo leer.

Abracito Capi.

P/D: Agende 22/nov, mismo lugar que la otra vez, reencuentro de Comméntarists. Favor ponerse en contacto con la Fiscalía. Digo, con los organizadores. Abrazo medalla y beso.

carmela dijo...

Muy trágico
(debe ser por eso que me gustó).

Confieso que me sorprendió mucho pensar en un hombre "esperando"; siempre la imagen de la espera la asocio a lo femenino.


saludos

Florcita dijo...

"Ella se supo frente al hombre que la descubrió de entre todo el resto de la gente, el que la supo única.
Él, frente a la mujer que lo hizo mas y mejor."

No hay nada en lo que crea más que en "elegir y ser elegido"... no hay amor más inmenso...

Me conmovió el texto, es precioso... gracias por dejar leerte.

Mil besos y sonrisas,

Florcita.

Alin dijo...

"casi oyó el nunca más que había llegado"... que imagen mas densa, me deja una sensacion triste, pero quizas soy yo. Me encanto el texto!
beso grande!

ilegalmente rubia dijo...

me encanta la descrpción de todo.. me sentía ahí bajo la lluvia viendolos..

y ya que todos citan la frase que le conmovio a cada uno a mí me encantó "una sonrisa menos tendría justificativo"

me encanta leerte
besos

ROcío Luz dijo...

me quede pensando xq la dejo ir???

Cherry Lips dijo...

Miercole Pablo, tira sal en las heridas vos =)

Creo que esos instantes que parecen de peliculas son vitales para comprender que lo que sentimos es vida, que eso que nos duele tanto fue real y no un simple capricho pasajero. Son esos cachetazos que nos hacen comprendernos un poco mas.

Stella dijo...

¿Cuanto tiempo pasó de todo eso? del momento en que la descubrió y la creyó unica y que ella lo creyó el mejor. Cuantas lluvias mojaron sus almas sin tenerse, solo en el utópico recuerdo?.
A veces uno abraza los anhelos con tál fuerza que no deja que la realidad fluya. A veces uno se aferra a las anclas que no sujetan ningún barco. A veces uno se construye un bosque en el medio de un desierto... y luego despierta...y sabe que mucho pasó aún a pesar de la negación.
Nada vuelve a ser igual. Habrá otro viento,otra tarde al aire libre, otra niebla u otra lluvia, quizá mejor, pero no igual...
Igual suena tierno pensar en lo que pudo haber sido. Quedará el perfume de esas flores.
Muy bello esto, Capitan. Me recordó un poco al Nano y a Penélope.

Rapote dijo...

Uff... Cuántas veces uno "elige" con la mirada. Cuántas, resulta "elegido". Pero... ¿"Elegir y ser elegido" al mismo tiempo? Se da en una proporción menor, ciertamente.

Además, de todas ésas veces, la mayoría termina como ocurre en el relato... Cada uno sigue su camino, arrancándose un pedazo de sí.

Por uno, por dos, por cien motivos...

Y si llueve, la desazón se multiplica.

Muy bueno Capitán. Un abrazo,
Rapote

Marianoa dijo...

inspiracion,
amor, vision, nostalgia.

Pablo dijo...

Rositas:
Es cierto no? Puede que la trsiteza llame mas. Yo creo que hace bastante que estoy escribiendo a la tristeza, me parece que tendria que cambiar no? Veremos que sale la proxima vez que me siente frente a la pantalla. veremos que sacudon me acomoda las ideas. Besos.

Rubiaa: Viste ...mil palabras desparramadas para decir lo mismo, para nombrar las mismas cosas. Los finales. A ver cuando nombramos principios no?. No se si se tanto che...lo que pueda saber cualquiera que haya sentido un poco. Como usted tambien no?


Maria "C": El gusto es mio por poder contar con su visita cada semana doctora. Un placer.
No se si estoy en capital pero me pongo en contacto con la fiscalia, a ver si nos vemos! besos


Carmela: tragico, si. Ando melodramatico.
Que loco eso de la espera. Viste? Los tipos tambien esperamos, carmela eh? Y como...

Florcita: Coincido totalmente. Elejir y ser elejido. Nada mejor que eso. Y nada mejor por que luchar.
Un placer saber que usted lee, señorita. gracias por eso.

alin: Es cierto. Es un texto triste. Por ahi las dos cosas. Por ahi usted esta triste y el texto tambien. O por ahi es el texto solo. no se.
El texto es triste. Bah, eso me parece a mi. gracias por las palabras. Beso grande para vos!!

ilegalmente rubia: Bien ahi! Con imaginacion. la mejor manera de sentarse a leer. Yo lo se tambien por su blog! besos


Rocio luz: Y...hay veces que la ultima vez que te ves ya sabes que es la ultima. No hay mas nada que decir. Talvez no quiso dejarla ir, pero supo que no habia mas nada que el pudiera hacer. A veces pasa,es feo.
Pero pasa.

Cherry lips: Y si... no hay otra. De esas cosas no salis igual nunca verdad? Nada te pone en situacion como esas situaciones. nada se siente como eso. Y claro. nada será igual despues. hay algo que se ha vivido no?.

Stellita: Exacto, quedará el perfume de esas flores. Y eso cuando uno se sienta a escribir es siempre buena tela para cortar. Un tipo pasa por esto y despues se sienta frente a un cuaderno y bueno... algo tiene para decir, Que no es poco no? beso.

Rapote: es cierto, la proporcion de coincidencia es infinitamente menor, siempre. Y la de union, muchisimo mas pequeña.
Por ahi uno busca ese porcentaje escondido no? El infimo porcentaje de union que casi no pasa. Por lo menos para contar algo mas sobre la lluvia y sus cuestiones. En fin, a buscar entonces...no queda mas. Un abrazo.

marianoa: gracias por lo que ves. Es mucho, gracias de verdad.



Mil gracias a todos por pasar!