jueves, 28 de agosto de 2008

Como Alí


Un niño le pide una firma en una foto al mismísimo Mohamed Alí, Cassius Clay, el del bailecito de la bicicleta en el ring, el de la mano de hierro, el campeón olímpico de box en roma 1960, el que sobro a Sonny Liston cuando era campeón del mundo y el era apenas un muchachito. Lo tiro al piso, le contaron 10 y él con 22 se convirtió en la leyenda. El mismo que gano y perdió con Joe Frazier, el mismo que ganó y perdió con Leo Spinks. El gran Casius que perdió el titulo y fue a la cárcel por no ir a Vietnam. Se convirtió al Islam, conoció a Malcolm X, y fue casi un Mesías en un continente destruido
El que le ganó a un Foremann invencible en África, que peleó y ganó en 15 rounds con George Chuballo, el hombre al que Bonavena dijo haberle pegado la trompada de su vida y el apenas apoyó la rodilla en el piso.
Al que de niño, a la edad del niño de la foto le robaron si bici. Buscó un policía y le pidió que atrape al ladrón para molerlo a palos. El policía le dijo…que mejor primero aprendiera a boxear.
El que le pregunto a su madre como se llamaban esos carteles luminosos.
__”Marquesinas” le dijo la madre.
__”un día estaré en una marquesina mamá”: dijo el.
El mismísimo al que la 1º vez que entró a un gimnasio le dijeron que era muy flaco…que no podía boxear.
El gladiador moderno. El personaje. El dios del box.
Nada era. Nada. Otro negro mas que no llegaría a nada. Otro ser inferior de esos que no se debían educar. Otro que seria chanza de blanquitos.
Se abrió paso como supo, como pudo. A veces pienso que hubiera podido hacer de tener un pincel en la mano, un cuaderno y un libro.
Que determina la capacidad de un hombre y que su fortaleza.
El niño apenas lee, pero mira revistas, escucha radio, ve televisión y va a los estadios con su padre. Sabe quien es ese hombre. No lo olvidará jamás…Un día el será un hombre también. Y tendrá la obligación de levantarse cada vez que bese la lona por la mirada que lo miró una vez de niño. Por los ojos de gladiador que se abrieron paso. Porque solo con el tiempo sabrá que es uno de los pocos seres en el mundo que han tenido peso en una foto al lado de él.
Porque no le faltaran caídas, porque le dirán que es demasiado flaco para esa pelea, porque será muy joven para campeón, porque tendrá que confiar en él mas que todos para que todos confíen.
Porque tendrá que aprender que a pesar de todo, se puede. Y se demuestra a fuerza de ir pudiendo cada vez.
Se puede, a fuerza de poder.
Y cuando se diga que no quedan reflejos, que se pasó el cuarto de hora, que se perdió la magia, que se fue el tiempo de la gloria, que no se puede vencer. Entonces será momento de otro rato para entrenar. Otro golpe de la nada, otro baile, otra bicicleta, otra marquesina. Será cuestión de ver los ojos negros del guerrero en los ojos del niño. Será cuestión de una gota más de sudor.

La que hace la diferencia.
Hay pequeñas cosas que pueden marcarte para siempre.
Hay luchas que no se abandonan nunca.




Gracias, mil gracias Bill Peronneau por sacar esta foto

9 comentarios:

rubiaa dijo...

Si escucharamos a los terceros, no tendríamos héroes. Brindo porque los tengamos, y por imitar un poco al que se abre camino donde no lo hay. Dentro del "se hace lo que se puede", se pueden hacer muchas cosas, a fuerza de poder.

Muy lindo mensaje, capitán.

Y si, la foto es impagable!

Cherry Lips dijo...

Gracias por recordarme siempre a personajes tan insolitos, ahora me costara mucho menos estos días que se me presentan =)

Stella dijo...

...Y caer y levantarse tantas veces como te derrumbes porque siempre hay un niño que te mira desde adentro y que acuna un sueño y también hay otro que te mira desde afuera para sabér si para él será posible.
Por aquellos dos que esperan vale la pena. Y las marquesinas brillaran seguro en las almas de aquellos que luchan, luchan y luchan... y cuando todo el mundo piense que estás derrotado ahí aparecerá aquel que fué niño llevando la antorcha olímpica...como Alí...
Por todos los Mohamét que caminan por este maravilloso mundo salud!

Mafaldita dijo...

Coincido con una de las últimas frases de este hermoso post.
Hay pequeñas cosas que pueden marcarte para siempre (sobre todo cuando sos un niño)

Cuidado con el trato que les damos.
Abrazo.

Anoia dijo...

Hay cosas y palabras que pueden marcarte para siempre. Algunas para ser lo que alguien dijo que ibas a ser y algunas para ser lo que nadie pensó que podías ser. De cualquier forma, es constructivo.

Perdón por el atraso en las lecturas, ya estoy al día.

Beso!

Capitana del Espacio dijo...

Un grande Cassius Clay, un ejemplo de lucha, de perseverancia y de superación. Tres condimentos que a veces perdemos de vista...

Un beso Capitán, ya sumo este blog tamb a mi lista de favoritos!

Pablo dijo...

Rubiaa: Es cierto. Si se hace lo que se puede hagamos todo lo que podemos con eso. No mas. Nadie quiere que alguien muera en pos de algunos logros. Pero si poner todo en la mesa. A ver que sale...
Viste que gran foto???

Cherry: Tuviste malos dias? Arriba eh? Que hay que seguir. Como decia Bonavena; "Casundo suena la campana estas solo. Hasta el banquito te sacan"
Sin embargo siempre se puede saber que hay un raund mas para adelante. Siempre se puede otro poquito.
Fuerza!!!

Stellita: Bueno...que mas decir. la verdad que un gran mensaje. Coincido y adhiero a esa antorcha, a ese fuego. A ese niño que mira.
Por muchos mas rounds!

Mafaldita: Viste? Es cierto, hay cosas que te marcan casi sin que te des cuenta. Hay cosas que quedan seladas adentro. Que bueno cuando esas cosas son inspiradoras.

Anoia: Lo que sos, lo que mandan que seas, lo que podes ser. Cuanta cosa con la que lidiar adentro de uno...
Lo mejor es ver que a pesar de todo se puede llegar a algo. Talvez el que triunfa en sus cosas, es el que sobrevive no solo al afuera, sino a si mismo, no?

Capitana: Gran ejemplo de lo que no hay que abandonar. De lo que siempre vale la pena llevar adelante, como bandera.
Gracias por sumar este blog a tu selecta lista! Para mi un honor...


Gracias a todos por seguir pasando por acá.

Rapote dijo...

No quisiera apartarme del mensaje de tu post, corrigiendo datos estrictamente boxísticos. Vos sabés 'de dónde vengo'...

Es buena la foto, bueno el post, bueno el mensaje.

Y si Clay fue grande como boxeador -aunque yo le doy bastantes palos y desmitifico muchas cosas que se magnifican sobre su carrera deportiva- lo fue (ES) mas como ser humano.

Saludos,
Rapote
-> www.KO12.com.ar

Pablo dijo...

Bueno, si hay alguien que puede corregir con propiedad, ese es usted. Asi que bienvenida su critica.
En cuanto a su carrera boxstica, concuerdo con que está llena de mitos.
Y si, EL se convirtió en mito. Uno no sabe por que pasan esas cosas pero hay tipos que se convierten en eso, mas allá de su condicion deportiva.
Y de eso tratamos de hablar aqui tambien.
Gracias por jerajquizar este post.

Señoras y señores, un especialista en box, nos ha visitado.